El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se alegra de que el Gobierno haya "rectificado" en relación con la deuda y haya dicho lo que, para él, era "una obviedad", porque "no puede haber un sistema para unos y otro para otros". "Aquí todos somos iguales, seamos nacionalistas, regionalistas o españoles, como somos los cántabros", ha recalcado.

Revilla se ha pronunciado así al ser preguntado por la prensa por la afirmación de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, de que su departamento autorizará todas las peticiones de las comunidades autónomas para refinanciar los vencimientos de su deuda en 2011, tal y como ocurrirá con Cataluña.

Revilla ha reconocido que ya no está "tan preocupado" como ayer, cuando hizo unas declaraciones "muy críticas" por lo que "podía entenderse", en su opinión, como una "concesión, como siempre, a los que tienen en sus manos los votos en el Parlamento para decidir los presupuestos", que es algo que no le "gusta nada" y que viene siendo "una constante" en los últimos años.

El presidente ha señalado que en esas declaraciones manifestó "un poco de indignación" por que esa decisión fuera "sólo para Cataluña", y ahora se alegra porque "han rectificado" o "lo tenían pensado", aunque en su opinión "hubiera sido mejor haberlo dicho al principio para todos, y que no vayamos a remolque de privilegios de otros", ha apostillado.

En ese sentido, ha afirmado que "cada día" está "más preocupado" porque "haya autonomías con una serie de privilegios y otras que estemos en otro pelotón", así como porque el Presupuesto de España "se hace en función de unos pocos votos que determinan en muchos casos contrapartidas que, aunque no se expliquen claramente, siempre al final hay concesiones de privilegios para los que dan esos votos".

"Hay que meter en la mentalidad de la clase política que debemos de ser todos iguales", ha recalcado Revilla, quien ha recordado que, en el caso de la financiación, las normas "tan duras" que se han impuesto le han supuesto este año a Cantabria tener que bajar el Presupuesto "de una manera notable", porque la comunidad ha "cumplido rigurosamente" con ellas, aunque está "mucho menos" endeudada que el resto de España.

Ha añadido que, por eso, ayer le sorprendió esa "especie de barra libre" que se había dado para Cataluña, y que lo dicho después por Salgado "es lo sensato", ya que "si hay que apretarse el cinturón y no nos podemos endeudar", porque son las normas de la Unión Europea o de España para cumplir con el "rigor presupuestario" que exige estar en la zona euro, "lo tenemos que hacer todos" y, en el caso de que haya alguna excepción, ésta "se tiene que abrir también al resto".

Para Revilla, ayer se "podía entender" que, "como siempre, la presión de los nacionalismos vasco y catalán está condicionando de alguna forma la política que se hace en España", algo que le "parece grave", ya que todas las comunidades deben ser "iguales" y "no puede haber ningún tipo de privilegio ni distinción".

Y ha añadido que espera que, tras lo dicho por el Gobierno "nos lleve a todos por la senda de poder articular ahora una financiación"; porque "no es lo mismo" amortizar deuda el año que viene, éste, o poder refinanciarla, que "en el fondo" es, según ha dicho, admitir "un pequeño endeudamiento, sin duda ninguna".

Así, como este año Cantabria tiene que pagar amortizaciones, supone que se estudiará "una formula" que permita "prolongar" las mismas "en la medida que encontremos bancos que estén dispuestos a ponernos a más largo plazo la financiación que tenemos comprometida".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.