El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ciudad Real, Santiago Amores, ha reconocido este miércoles que hizo un viaje de "trabajo" que pagó el empresario Jesús Manuel Rosado, de Global Sport, que ha denunciado a la alcaldesa, Rosa Romero, dos concejales y varios funcionarios por un presunto caso de corrupción.

En una rueda de prensa, a preguntas de los medios, Amores ha señalado que el viaje, a una feria de instalaciones y material deportivo en Colonia (Alemania), en principio, estaba preparado para varios proveedores de Global Sport y que luego, al fallar estos, se ofreció al Ayuntamiento.

Amores ha indicado que, de partida, iba a ir el concejal de Deportes, César Manrique, al que la jueza ha llamado a declarar como imputado tras la denuncia de Rosado, o el gerente de Patronato de Deportes, Enrique Barba, aunque finalmente, asistió él.

El concejal de Cultura ha puntualizado que, en todo caso, los gastos de su estancia allí fueron visados por el Ayuntamiento, a través de las correspondientes dietas.

Amores ha recalcado que la de Colonia es unas de las ferias más importantes del sector, que se consideró que podía ser interesante para el Ayuntamiento y ha reiterado que fue a trabajar, y que, ahí está el material que se trajo.

Por otro lado, lamentó que se utilicen ciertos métodos para poner en cuestión la credibilidad de la gente y ha señalado que tanto Manrique como él lo están "pasando mal" con este tema.