El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cree que Sortu, el nuevo partido de la izquierda abertzale que rechaza la violencia, es una forma de vestirse "de piel de cordero" para poder acceder a las instituciones. "Me parece una estrategia para que piquemos, les permitamos estar en las instituciones y, luego, volver a las andadas", ha advertido el líder regionalista.

Por eso, ha pedido a los dos grandes partidos nacionales que lo miren "con lupa" y que se pongan de acuerdo a la hora de tomar cualquier decisión al respecto, porque "cualquier cosa que se haga debe de tener el consenso" de quienes "reciben el 80 por ciento de los votos".

En respuesta a preguntas de los periodistas tras su visita el colegio Mateo Escagedo Salmón, en Camargo, el presidente cántabro ha puesto en duda que "los que hace unos meses formaban parte del entramado" de Batasuna, "se hayan convertido ahora en unos demócratas de toda la vida", "por una cuestión coyuntural que les permita salvar lo que dice la ley en letra".

Según dice, él no se puede creer "un cambio tan radical" cuando ve en las fotos a "los mismos" que formaron parte de "otras candidaturas de ETA o parecidas y de Herri Batasuna".

A su juicio, lo que ocurre es que para "sobrevivir" necesitan estar en las instituciones y eso es lo que intentan con esta nueva formación que condena la violencia.

"Esas caras que vemos ahora en la foto las hemos visto formar parte de Batasuna y, según los tribunales, son ETA. Saben que si no están en las elecciones, si no están en las instituciones, si no tienen financiación y no tienen ya la posibilidad de extorsionar como antes, están muertos. Entonces, se visten de piel de cordero para intentar ir a las próximas elecciones", ha enfatizado Revilla.

Desde su punto de vista, es "una estrategia simplemente de disfraz de cara a garantizarse la presencia" en las elecciones y las instituciones, porque para ellos es "vital, es el oxígeno".

Pero en su opinión, el "paso previo" debe ser que "fuercen" a ETA a entregar las armas y decir "claramente" que desaparece. "El paso previo tendría que ser la entrega definitiva de las armas y la disolución" de ETA, ha añadido.

"no es suficiente"

El presidente cántabro ha explicado que si él tuviera que tomar una decisión diría que no, porque "no es suficiente un pequeño avance" que "da la sensación" que se produce "porque necesitan hacerlo: para comer, para subsistir".

"Si no están en las instituciones no son nadie. No habiendo financiación, tienen los días contados", ha argumentado Revilla, quien ha destacado que precisamente "el gran éxito" que ha llevado a ETA "casi" a la "desaparición" y a encontrarse "en fase terminal" fue el acuerdo de los dos grandes partidos de "ilegalizar las formaciones paralelas de ETA".

"No cometamos ahora el error. Y por eso, pido que la decisión que se tome tenga el consenso de los dos grandes partidos. Si sólo se toma con el apoyo de un partido, recomendaría a ese partido que no lo haga. Esto es un tema de Estado de tal trascendencia que requiere que detrás de lo que se adopte esté el 80 por ciento de los que en este país depositan sus votos en los dos grandes partidos mayoritarios", ha resaltado.

Revilla ha recordado que la decisión, "en última instancia", está en los tribunales, y en este sentido ha destacado la importancia de una "buena información policial" para darles a los jueces "las caras y los nombres" y para que "puedan tener instrumentos".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.