El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha destacado este miércoles la necesidad de "volver a crecer" después de haber "hecho un esfuerzo" por mantener la calidad de los servicios durante los momentos de dificultad económica.

Acompañado por los consejeros de Presidencia, de Salud y Consumo y de Ciencia, Tecnología y Universidad, Eva Almunia, Luisa María Noveno y Javier Velasco, respectivamente, Iglesias ha inaugurado el nuevo centro de salud de Mora de Rubielos (Teruel), unas instalaciones ubicadas en un edificio de tres plantas y más de 1.500 metros cuadrados.

En su intervención, el presidente del Gobierno de Aragón ha destacado que el Ejecutivo autonómico tiene que "hacer un esfuerzo, y lo hemos hecho, por mantener la calidad de nuestros servicios, hemos atravesado la crisis sin disminuir su calidad. En la salud, educación, dependencia y servicios sociales hemos mantenido la calidad de los servicios, ahora necesitamos volver a crecer".

Así, ha insistido en que "el gran reto de los servicios del estado de bienestar es hacerlos sostenibles, que los ciudadanos puedan contar con ellos hoy, mañana, pasado mañana, cuando vuelva el próximo ciclo económico de bajada y enfriamiento, y los servicios fundamentales los podamos mantener".

Ha añadido que "estamos orgullosos de nuestro servicio de salud, el aragonés es uno de los mejores de Europa y estamos muy orgullosos de lo que prestamos, la atención que hacemos al ciudadano y muy orgullosos de los médicos, enfermeros y personal que trabaja en el Salud porque la clave de dar un buen servicio es la gente".

"resolver desequilibrios"

El presidente de Aragón se ha referido al nuevo centro de Mora de Rubielos como "unas instalaciones que ayudarán a la población y a los profesionales a tener el mismo servicio y la misma atención que los centros de las grandes ciudades" al tiempo que ha recordado que en una Comunidad Autónoma como Aragón, con una notable dispersión geográfica, el objetivo es resolver los desequilibrios "y con este tipo de proyectos lo estamos consiguiendo".

Tras una inversión de 1,4 millones de euros, el nuevo centro de salud de Mora de Rubielos cuenta en su planta baja con el servicio de la ambulancia de Soporte Vital Básico y un Punto de Atención Continuada con consulta de urgencias y sala de observación. En esta misma planta se encuentra la zona de Admisión y el área de Atención Ambulatoria dotada con una consulta de medicina general, otra de enfermería, sala de extracciones y sala de cura.

En la primera planta hay otra consulta de medicina general, una de pediatría y otra de enfermería pediátrica. También se ha ubicado la Unidad de Orientación Familiar con una consulta de matrona y sala de usos múltiple así como la Unidad de Fisioterapia y Rehabilitación.

Esta Unidad supone un nuevo servicio completamente equipado que será de referencia para las poblaciones de Mosqueruela, Sarrión, Cedrillas y Mora de Rubielos, con más de 8.000 usuarios.

Para atender esta cartera de servicios el centro cuenta con cuatro médicos de Familia, uno de Pediatría y cuatro trabajadores en el área de enfermería.

Receta electrónica

El nuevo centro está equipado con las últimas tecnologías y se convertirá, junto a otras poblaciones del entorno rural, en uno de los primeros en incorporar el programa de receta electrónica, hasta la fecha un proyecto piloto en Teruel capital y, a partir de ahora, un modelo que se extenderá por toda la Comunidad Autónoma.

No es la única tecnología que hará de éste un centro de última generación: también contará con equipamientos para el desarrollo de la Telemedicina, un programa que permite a los centros de asistencia sanitaria en el ámbito rural estar en permanente comunicación con sus hospitales de referencia agilizando así los trámites y las consultas de medicina especializada para los residentes de poblaciones alejadas. En el caso de Mora de Rubielos se ha adquirido el equipamiento necesario para aplicar la Teledermatología.

Además, cerca de 500 pacientes de este centro de salud se beneficiarán de la adquisición de un retinógrafo móvil por parte del Servicio Aragonés de Salud, un equipamiento que permitirá citar a revisión a pacientes diabéticos. Esta unidad móvil hará una ronda anual y atenderá a más de 4.100 usuarios no sólo de Mora de Rubielos sino también de Utrillas, Calamocha, Cella, y Teruel capital.

La inauguración de este centro de salud se suma a la apertura de otros nuevos edificios en la provincia como los de Alcañiz, Calanda, y Teruel Ensanche. En los últimos años toda la provincia ha sido objeto de inversiones en infraestructuras sanitarias que han mejorado los equipamientos de Atención Primaria y Atención Especializada.

En total se han invertido 31,5 millones de euros, no sólo en nuevas construcciones, sino también en mejoras y ampliaciones como las de los centros de Andorra y Monreal del Campo, en la creación de unidades de larga y medida estancia en el centro de Rehabilitación Psicosocial San Juan de Dios, en la reforma del Hospital San José y en la ampliación y dotación tecnológica del Obispo Polanco.

Consulta aquí más noticias de Teruel.