Tras la reunión mantenida con el alcalde de Almoradí (Alicante), Antonio Ángel Hurtado, Ripoll se ha referido así a preguntas de los periodistas sobre el "futuro brillante" que el secretario general del PPCV, Antonio Clemente, le auguró el pasado viernes en su carrera política.

"Yo no quiero tener un futuro brillante, yo quiero tener un futuro cierto y tranquilo", ha remarcado, al tiempo que ha considerado que él ya ha sido "brillantemente recompensado" por su partido, con el que ha ejercido hasta de vicepresidente de la Generalitat valenciana.

"Yo estoy en un puesto ahora que me satisface personalmente, de presidente de la Diputación, y creo que estoy haciendo de manera positiva para esta provincia, y ahí están los resultados", ha defendido.

Por ello, ha insistido en que lo que desea es "ser presidente de la Diputación". "Creo que hasta ahora puedo decir que mi trabajo está bien realizado, por los resultados y por lo que se comenta, y tengo la ilusión de volver a repetir en ese cargo, ni más ni menos, no quiero más brillanteces en mi futuro", ha reiterado.

En cuanto a su futuro político, ha señalado que se siente "muy tranquilo", y frente a quienes dicen que tiene "que hacer méritos", ha subrayado que, después de 16 años en el ejercicio de responsabilidades políticas en el PP, no tiene que "hacer ninguno" porque los ha "hecho ya todos y con bastante buen resultado".

"Lo que tenemos que hacer es fundamentalmente esperar a que se vayan cumpliendo los plazos y a que ocurra lo que va a ocurrir de manera natural: que la candidata a la alcaldía sea Sonia Castedo, que el candidato a la alcaldía de Almoradí sea Antonio Ángel Hurtado y que el candidato a la Diputación sea Joaquín Ripoll", ha explicado.

A su parecer, "lo demás ya son las elucubraciones y los rumores" procedentes de "algunos que van calentando ahí con el mechero". "Los que se dedican al mechero suelen ser los que no tienen trabajo, pero, tanto el alcalde de Almoradí como yo tenemos bastante trabajo y nos dedicamos a sacarlo adelante", ha remarcado.

"tema zanjado"

Por otra parte, se ha referido a la elección de Manuel Pérez Fenoll como candidato a la alcaldía de Benidorm, pese a que el comité electoral local había elegido mayoritariamente a la presidenta del PP local, Gema Amor.

A este respecto, Ripoll ha considerado que "tampoco hay que darle más vueltas" a lo ocurrido, y se ha mostrado convencido de que "en la elección de los alcaldables de los 121 municipios con menos de 20.000 habitantes que quedan por nombrar, "seguro que habrá dos o tres roces".

"Eso pasa aquí y pasa en cualquier circunstancia: son las legítimas ambiciones personales y políticas que tienen los miembros del partido", ha asegurado.

En su opinión, "eso se soluciona en una semana y la semana que viene estamos hablando de otra cosa, seguro: yo no le doy más importancia que tres días, yo creo que ese tema ya está zanjado, cerrado y pasado página".

En cuanto al calendario de precampaña del PP provincial, ha concretado que este jueves el comité de dirección se reunirá y posteriormente el comité electoral también mantendrá un encuentro para fijar los plazos que, ha asegurado, "serán muy breves porque todo ese trabajo el PP prácticamente lo tiene realizado desde hace mucho tiempo".

Así, la designación de los candidatos a las alcaldías de los 121 municipios que quedan pendientes se realizará de "manera casi inmediata", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Alicante.