El Banco CCM ha confirmado este miércoles que aunque "de momento" no va a segregar todos sus activos y pasivos al Banco Base que surgirá del Sistema Institucional de Protección (SIP) entre Cajastur, Caja Mediterráneo (CAM), Caja de Cantabria y Caja de Extremadura, sigue "plenamente incluido en el proyecto", siendo "parte muy importante" de él.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Banco CCM que han explicado que el hecho de que no se produzca esa segregación se debe a que dicha entidad, como filial de Cajastur, tiene personalidad jurídica diferente al ser un banco, con respecto a las otras cajas con las que se va a integrar.

No obstante, desde el Banco CCM han mandado un mensaje de tranquilidad asegurando que este hecho no le "excluye" de este proyecto, pues sigue "plenamente integrado" desde el punto de vista funcional, gerencial, laboral y comercial, y no afecta ni al cierre de oficinas previsto, ni a las prejubilaciones acordadas.

Es más, estas fuentes han asegurado que aunque cada entidad mantendrá su marca en sus respectivos territorios naturales, los productos ofrecidos serán los mismos.

Por ello, desde el Banco CCM han asegurado que este hecho tampoco afecta a las demandas de los sindicatos, que tuvieron conocimiento de este proceso este pasado martes, pues sus peticiones están garantizadas en el acuerdo laboral que cerraron todas las centrales sindicales a principio del año.

Consulta aquí más noticias de Toledo.