La Policía Nacional detuvo el pasado viernes, día 4, a una gijonesa de 39 años de edad por simular haber sido víctima de una estafa en el supuesto alquiler de un apartamento en Alicante, por el que aseguró haber abonado 600 euros en concepto de fianza, antes de ser advertida de que había sido víctima de un fraude.

El Grupo de Delincuencia Económica investigó al titular de la cuenta donde se había efectuado el ingreso y comprobó que la misma estaba relacionada con un amigo de la denunciante, de 22 años, con el que ésta había convivido en Gijón durante el mes de agosto y que se había trasladado a la capital levantina.

Los agentes averiguaron que la denunciante había realizado dos ingresos por importe de 430 y 100 euros con la intención de que su amigo utilizase ese dinero para viajar a Asturias y volver a verse.

Incumplido su compromiso de visitarla y habiéndose apropiado del dinero para su propio interés, la mujer se sintió engañada y denunció haber sufrido una estafa en el alquiler de un apartamento, haciendo que se iniciara una investigación por hechos delictivos que no habían sucedido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.