La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, y el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán, han firmado este miércoles un convenio de colaboración para la realización de análisis de laboratorio sobre bienes culturales. De esta forma, el Ejecutivo pone a disposición de la DPZ las instalaciones de la Escuela Taller de Restauración de Aragón, situada en el Polígono PLAZA en Zaragoza.

En declaraciones a los medios de comunicación, la consejera María Victoria Broto ha subrayado que gracias a este convenio la Diputación de Zaragoza podrá disponer "de todos los servicios de nuestro laboratorio", unas instalaciones "excelentes y de primera calidad" que permiten que las labores de restauración de bienes culturales "se hagan con los métodos que tenemos en el siglo XXI".

La consejera ha explicado que la primera vez que visitó la Escuela Taller de Restauración de Aragón "me quedé muy impresionada" al comprobar "todas las necesidades tecnológicas" que requiere el proceso de recuperación de una pieza y que forman parte de este laboratorio "de primera calidad".

Además, Broto ha elogiado el trabajo de la DPZ en la restauración del patrimonio de la provincia, para indicar que "lo que tenemos claro las dos instituciones es que para conservar el patrimonio, que es tan importante, lo que tenemos que hacer es aunar esfuerzos" y, en este sentido, "estoy muy satisfecha del proyecto conjunto que hemos hecho para restaurar el extensísimo y riquísimo patrimonio de la provincia de Zaragoza".

Por su parte, el presidente de la DPZ, Javier Lambán, ha recordado que la rehabilitación y conservación del patrimonio cultural es una de las "prioridades que ocupa un lugar prevalente" en la política de la institución, es una de sus "señas de identidad" en la que cuenta con la colaboración de ayuntamientos y diócesis para iniciar las escuelas taller que se encargan de recuperar las piezas.

Este esfuerzo en materia cultural "lo hemos hecho siempre atendiendo un imperativo ético y sabiendo cada vez más que los elementos culturales pueden ser muy útiles para la creación de riqueza", especialmente en las zonas periféricas de la provincia que carecen de otros recursos.

Por ello, la labor de restauración de la DPZ "es ingente, importante, y se podrá ver en el mes de marzo en el Palacio de Sástago" en una exposición que reflejará "todo lo hecho en el mandato corporativo 2007-2011", ha avanzado Lambán.

COLABORACIÓN

El laboratorio dependiente de la Dirección General de Patrimonio Cultural, del Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón, realizará por métodos instrumentales aquellos análisis sobre bienes culturales que sean solicitados por el Servicio de Restauración de la Diputación de Zaragoza, según el convenio de colaboración firmado.

Los resultados obtenidos serán trasferidos al Servicio de Restauración de la DPZ y, simultáneamente, acrecentarán la base de datos que el Laboratorio posee como banco de estudio para un mejor conocimiento de la realidad material de los bienes culturales en Aragón.

Asimismo, el Servicio de Restauración de la Diputación Provincial de Zaragoza pondrá a disposición del laboratorio toda la documentación que haya acumulado en materia de análisis de laboratorio o cualquier otra información de interés técnico de la que se disponga.

Murales y máscaras del fleta

La consejera María Victoria Broto y el presidente de la DPZ, Javier Lambán, han visitado, tras la firma del convenio de colaboración, las instalaciones de la Escuela Taller de Restauración de Aragón, acompañados por su director José Manuel López.

En declaraciones a Europa Press, José Manuel López ha explicado que en estos momentos trabajan en el centro doce alumnos, "diez de ellos restauradores y dos analistas de laboratorio", ya que la escuela ofrece dos módulos de trabajo, uno centrado en la restauración de obras y otro en las tareas de análisis en el laboratorio.

En el centro "en estos momentos estamos restaurando las pinturas murales de Javier Ciria que se encontraban en el Teatro Fleta de Zaragoza —edificio que será recuperado por el Ejecutivo aragonés— y próximamente comenzaremos con las máscaras metálicas de aluminio que decoraban tanto la fachada exterior del Fleta como la embocadura del escenario".

También, "hemos realizado trabajos sobre óleo, siempre de arte contemporáneo, que se custodian en el Edificio Pignatelli —sede del Gobierno autónomo— y trabajamos con escultura monumental de la antigua Universidad de Zaragoza", ha apuntado López.

24 OBRAS

El proceso de restauración "lleva más o menos tiempo según la problemática de cada obra" y en la promoción actual, con un proyecto que se desarrollará en dos años, "se ejecutarán un total de 24 obras", ha manifestado el director del centro.

Estas obras, que "siempre proceden de colecciones públicas, vienen al taller de restauración" para ser analizadas por el equipo restaurador, los químicos y biólogos, que determinan las causas de su deterioro y elaboran un proyecto de restauración.

"Una vez aprobado por la Comisión de Patrimonio, si fuera necesario, se procede a la restauración de las obras", ha relatado el director del centro, para remarcar que este proceso se realiza gracias a la labor conjunta del Instituto Aragonés de Empleo y el Gobierno de Aragón, a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.