El nuevo puente sobre el río Duero a su paso por Zamora capital estará concluido a lo largo de 2012, según informó el delegado de la Junta la provincia, Alberto Castro, quien confirmó que la obra, presupuestada en unos 14 millones de euros, avanza a buen ritmo con algunos tramos ya visibles.

Alberto Castro realizó estas declaraciones durante la visita a las obras que realizó con la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, quienes destacaron la buena marcha de las obras que suponen la ejecución de los trabajos menos vistosos y que han dilatado, especialmente las prospecciones arqueológicas, el proyecto del nuevo viaducto sobre el río Duero.

Castro apuntó que la península de la infraestructura ya está visible, y ya han concluido los polotes de los cinco pilares del viaducto, un trabajo "meticuloso" y que se llevó a cabo con la máxima "seguridad".

Las actuaciones hasta el momento se centraron en los trabajos de cimentación —de tierras abajo— como los pilotes, encepados y zapatas, para proseguir con otras actuaciones de pilas y tablero que permitirán a los ciudadanos comenzar a ver la estructura del puente.

Asimismo, el delegado apuntó que durante los primeros meses de obras se bastaron en las prospecciones arqueológicas en los viales y glorietas con "importantes descubrimientos que una vez documentados se ha procedido a rellenar y compactar el terreno de los viales".

En este sentido recordó que los hallazgos arqueológicos supusieron un incremento de tiempo en los trabajos previstos en los viales y se han documentado importantes descubrimientos que van desde la Edad de Bronce hasta nuestros días.

A este respecto, confirmó que cuando se finalice la cimentación, que será en los próximos días, se comenzará a actuar sobre los vanos laterales de las dos orillas, así como a finalizar el movimiento de tierras de los viales de la margen derecha del cauce. Asimismo, se ejecutarán las redes de saneamiento, abastecimiento, alumbrado y telecomunicaciones.

Por su parte, Rosa Valdeón recordó que se trata de una de la sobras más destacadas de los últimos años y que "permitirá coser la ciudad", para unir las dos márgenes del Duero en la zona conocida como Aguas Abajo.

Se trata de una infraestructura demanda y esperada en la ciudad desde hace más de 16 años, ya que el anterior alcalde, Antonio Vázquez (PP) ya anunció hace varias legislaturas su intención de llevar a cabo esta obra.

Características del puente

El puente tendrá una longitud de 424,50 metros, con seis vanos en total, de los que destacan los tres de la zona central, de 92 metros de luz cada uno.

En planta, el puente es curvo con un radio constante de 650 metros, y su sección transversal es de cajón, con una losa superior de 14,7 metros donde se alojarán dos aceras de 3,20 metros y dos carriles de 4 metros.

Los accesos al puente constituyen un nuevo sistema viario compuesto por cuatro tramos diferenciados que permiten enlazar con las carreteras de Almaraz y la N-122 en la margen derecha y con la carretera de Carrascal y la CL-527 en la izquierda, mediante un conjunto de seis nuevas glorietas.

Los accesos en la margen derecha estarán constituidos por tres tramos diferenciados de nueva construcción que se conectan entre sí y a las carreteras de Almaraz y N-122 mediante cuatro nuevas glorietas. Respecto a los accesos desde la margen izquierda, el acceso a la rotonda en la que termina el puente se realiza desde la carretera CL-527 hasta la carretera de Carrascal, acondicionándose esta última en planta y alzado para dar lugar a la mencionada rotonda

Las nuevas vías, en las cuales se incluyen seis glorietas, tendrán una longitud de 974 metros y contarán con dos carriles de 3,50 metros y dos aceras de 3 metros.

El proyecto incluye también nuevos servicios de abastecimiento, alcantarillado, energía, alumbrado y telecomunicaciones.

Esta nueva infraestructura formada por el puente y los correspondientes accesos salvará el río Duero por el extremo occidental de Zamora, entre Olivares en la margen derecha y la zona conocida como los Pelambres en la margen izquierda, lo que permitirá mejorar la comunicación y vertebración urbana así como la comunicación interurbana al conectar dos carreteras, CL-527 y N-122, sin necesidad de atravesar el casco urbano.

Consulta aquí más noticias de Zamora.