La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, ha afirmado en Badajoz que hay "que esperar al informe de la autopsia" para "determinar la causas de la muerte" y si hay "algún tipo de responsabilidad penal" en el caso del anciano hallado muerto en su domicilio de Plasencia este martes.

Pereira ha señalado que también habrá que esperar a conocer los datos sobre el "estado en que se encuentran" la mujer y la hija del fallecido, para poder "iniciar posteriormente las acciones que sean precisas".

La delegada ha indicado que de lo "único que se tiene conocimiento" es del "estado lamentable en que se encuentran tanto" la madre como la hija, con un "deterioro importante de la salud" ya que hay que "tener en cuenta que son personas de edad avanzada", en alusión al matrimonio y a la hija que "los cuidaba".

Ha añadido que "hay que ser prudentes y después tomar las medidas que sean oportunas", pero ha matizado que "por ahora no hay ningún viso de responsabilidad penal y hay que esperar al informe forense en todo caso".

Pereira ha realizado estas declaraciones tras ser preguntada al respecto momentos antes de participar en Badajoz en el acto inaugural del nuevo edificio del OAR de la Diputación de Badajoz y ha reiterado que hay que esperar a los datos del informe sobre la "salud" de la madre y la hija a nivel "física como mental".

Ha informado que a "la vista de la circunstancias lo que parece es que hay algún problema si están desnutridos y deshidratados y hay que verlo y analizarlo" y que por lo tanto prefería ser prudente al respecto.

Carmen Pereira también ha indicado que "nadie" había informado o "tenía conocimiento, tanto en la Policía o el ayuntamiento, nadie había comunicado" datos sobre el estado de la familia y "en un principio su situación económica tampoco era para que necesitarán recursos sociales" y "quizás no estaban en una situación económica difícil que requiriera desde tiempo de los servicios sociales y quizás eso también ha podido influir", ha declarado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.