Los grupos de la oposición, PSdeG y BNG, han mostrado este miércoles su rechazo a que la Xunta utilice el ahorro conseguido por el catálogo de medicamentos para construir centros de salud a través de la fórmula público-privada.

Fue durante el debate de una interpelación en la que la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, volvió a pedir al PSdeG que "pida a sus colegas" de Madrid que "no impidan a Galicia" mantener la "sostenibilidad" y que no obstaculicen "construir los centros de salud" con el ahorro de "3,9 millones".

La primera en advertir que pagar con el ahorro los centros de salud por la fórmula del pago aplazado supondría "incumplir" la ley que regula la creación del listado gallego de fármacos —aprobada con los votos del PPdeG y BNG— fue la nacionalista Ana Luísa Bouza.

Así, indicó que de las palabras del conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, acerca de que el recurso del Gobierno central a la normativa ponía en cuestión la construcción de centros de salud, se desprende que la Xunta tiene la intención de destinar el ahorro del catálogo a "pagar el sobrecoste" que supone, dijo, la construcción a través de este sistema de pago aplazado.

La parlamentaria del Bloque advirtió de que la ley incluye específicamente en una disposición adicional que el ahorro "se reinvertirá en la mejora del sistema público", por lo rechaza que emplear estos fondos para sufragar estas obras con colaboración privada respete el espíritu de la ley.

"Incumple la ley de racionalización, incumplen su propia ley", ha exhortado Bouza, quien advirtió de que los nacionalistas "pondrán toda la carne en el asador para exigir el cumplimiento" de la normativa.

Ya gastaron en una vacuna

Por su parte, la socialista Carmen Acuña y autora de la interpelación que motivó este debate, recordó que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ya anunció en una rueda de prensa del Consello de la Xunta que los primeros siete millones de euros del ahorro farmacéutico serían para financiar la vacuna contra la meningitis para todos los niños.

"Ya lo gastaron en una vacuna", recalcó la parlamentaria, en relación a que ahora dicen que los 3,9 millones de euros se destinarán a construir centros de salud.

Así, también mostró su oposición a que con el ahorro del gasto se financie "quizás" el nuevo hospital de Pontevedra o los nuevos centros de salud con colaboración público-privada. Al respecto, tanto Acuña, como Bouza, insistieron en que a los alcaldes se les obliga a firmar una cesión de terrenos en las que se recoge que la construcción de estas infraestructuras serán por el sistema de pago aplazado.

"Son ustedes los que están poniendo obstáculos y en peligro la sostenibilidad del sistema", ha reprochado la popular Ángeles Díaz Pardo a los socialistas, a los que recordó que el catálogo respeta la máxima "igual calidad a menor precio". Además, recordó que en 15 días se han ahorrado 3,9 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.