La consellera de Asuntos Sociales y diputada del Bloc, Fina Santiago, ha criticado que la entrada en el Parlament del presidente del PP, José Ramón Bauzá, ha coincidido con el bloqueo por parte del PP de la tramitación de la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres, dado que, según ha revelado, la presidenta de la Ponencia en la que se deben debatir las enmiendas parciales a esta normativa, la 'popular' Isabel Llinàs, le informó este martes de que no tenía intención de convocar este órgano.

En una rueda de prensa, Santiago ha censurado que con esta actitud, el PP evitará que se debata en el Pleno la citada Ley, aprobada por el Govern el pasado 11 de junio y que, entre otros aspectos, contempla que el impago de las pensiones se considerará un caso de violencia económica contra las mujeres equiparable a la violencia física o psicológica.

Por ello, la consellera ha pedido a Llinàs que convoque la Ponencia para poder debatir las enmiendas, teniendo en cuenta que hasta la entrada en el Parlament de Bauzá, la dirigente 'popular' "se mostraba partidaria de votar esta Ley y no en contra".

En esta línea, ha criticado que el "cambio de actitud" de quien fuera directora del Institut de la Dona en la pasada legislatura "coincide" con la toma de posesión de su escaño de Bauzá, después de que Jaume Font decidiera darse de baja del PP. "Si los 'populares' quieren votar en contra de la Ley, dependerá de su voluntad, pero este partido no puede secuestrar el debate", ha recalcado Santiago, quien ha destacado que esta normativa había sido muy trabajada con el PP, razón por la cual este partido "no había presentado ninguna enmienda a la totalidad".

Así, ha indicado que ella estaba dispuesta a pactar el 70 por ciento de las enmiendas parciales presentadas por el PP a la Ley de Igualdad, teniendo en cuenta que la mayoría de ellas reclaman dar una mayor estructura al Instituto Balear de la Dona, algo que comparte Santiago.