Agentes de la Policía Foral han detenido en la primera semana del mes de febrero a tres personas, todas ellas varones, por delitos relacionados con la violencia en el ámbito familiar, según ha informado el Gobierno en una nota.

La más reciente, llevada a cabo el fin de semana, concluyó con el arresto de un vecino de Aoiz de 29 años. La Policía Foral recibió el sábado, 5 de febrero, un aviso porque se estaba produciendo un posible capítulo de malos tratos en una vivienda de la citada localidad.

Al llegar al lugar, los agentes se encontraron con una pareja que había mantenido una discusión momentos antes. La mujer presentaba diversos arañazos que el detenido reconoció haber provocado. No obstante, éste explicó a los agentes que no era la primera vez que discutían de esa forma y aseguró no entender el porqué de la presencia policial. Además de un delito de malos tratos, se le imputa otro por desobediencia a la autoridad al no seguir las indicaciones de los agentes.

Las otras dos detenciones se llevaron a cabo el jueves, día 3 de febrero. A uno de los detenidos, pamplonés de 33 años, se le atribuye un quebrantamiento de medida de alejamiento y un delito por agresión. Los hechos tuvieron lugar en un local de ocio del barrio de San Juan, en la capital navarra.

Varios testigos explicaron a la policía que se había producido un episodio de malos tratos entre una pareja y que la mujer había sido agredida físicamente. Tras identificar al varón, los agentes comprobaron que además contaba con una orden de alejamiento que le impedía acercarse a ella. El detenido cuenta con numerosos antecedentes policiales, alguno de ellos relacionado con estos hechos.

La segunda actuación realizada el mismo jueves concluyó con el arresto de un vecino de Funes de 45 años. Esta persona presuntamente golpeó a su esposa en el transcurso de una discusión por temas personales mantenida en la vivienda que ambos comparten. Una vez verificados los hechos, los agentes procedieron a su detención.

Consulta aquí más noticias de Navarra.