Un total de 1.244 personas de procedencia balear y residentes en el exterior se benefició en 2010 de alguno de los programas sociales desarrollados por el Govern, mediante una inversión de 433.301 euros, como las ayudas individuales, la distribución de alimentos o el servicio de atención a domicilio.

El conseller de Presidencia, Albert Moragues, ha adelantado en rueda de prensa que durante este año se destinará una cantidad de 388.000 euros y ha revelado, además, que habrá una cantidad adicional de 90.000 euros para la reanudación de la denominada 'Operación Retorno', programa que tiene como finalidad promover la vuelta a las islas de personas baleares residentes en América Latina y El Caribe, y que había sido suspendido temporalmente para contribuir a la política de ahorro del Govern.

No obstante, durante el 2011 esta iniciativa ha reducido el número de participantes y únicamente cuenta con 36 plazas. Según ha remarcado el responsable de Presidencia, de esta manera, el Govern dedica una "especial atención a nuestros compatriotas sudamericanos que son los que se encuentran en una situación económica más difícil", especialmente los que residen en Argentina, que es "donde menos cobertura social hay", ha lamentado.

Así, ha detallado que mediante el programa de distribución de medicamentos, que se desarrolla en la mayoría de comunidades baleares en el exterior de Argentina, el Ejecutivo autonómico cubre el porcentaje de cobertura de los fármacos de las personas mayores de 65 años con enfermedades crónicas o graves, o falta de recursos -una renta anual inferior al 120% de la base de cálculo del país-.

Por otra parte, mediante el Servicio de atención a domicilio se presta asistencia a las personas en situaciones precarias o de dependencia. Además, pretende favorecer la entrada en el mercado laboral de mujeres baleares de mediana edad e implementar la figura de la asistencia domiciliaria.

Distribución de medicamentos

En concreto, a la distribución de medicamentos, que benefició a 366 personas durante el 2010 -40 en el 2008-, y al Servicio de atención a domicilio, que atendió a 225 personas -39 en el 2008, el Ejecutivo balear destinará un total de 236.000 euros.

Además, habrá 150.000 euros para las ayudas individuales, subvención de carácter económico y social que se otorga por vejez, por necesidad sanitaria o discapacidad o por emergencia social. En 2010 hubo 653 beneficiarios (78 en el 2003).

Finalmente, a los viajes sociales se invertirán 2.000 euros, una cantidad con la que se pretende sufragar los costes de los viajes que tengan que hacer los baleares residentes en el exterior hacia la comunidad tanto por razones de carácter asistencial, como social o humanitario.

El importe que se otorga representa el 80 por ciento del billete de ida y vuelta, excepto en el caso de Cuba que será del 100%. No obstante, el pasaje no puede superar los 1.500 euros.

Estos programas llegan a diferentes países como Argentina -las ayudas individuales, distribución de medicamentos, servicio de atención a domicilio y viajes sociales-, y Uruguay, Venezuela y Cuba -ayudas individuales y viajes sociales los tres países-.