El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha amenazado con acudir a los tribunales —al Tribunal Constitucional (TC)— si el Gobierno central no cumple con el acuerdo de financiación autonómica cerrado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y traspasa los 805,43 millones que, según los cálculos de la Xunta, "debe" a Galicia en 2011, aunque intentará evitar el recurso judicial con una negociación bilateral.

Así lo ha manifestado el presidente durante la sesión de control parlamentario de este miércoles, donde ha anunciado que el Consello de la Xunta pedirá este jueves la reunión de la Comisión bilateral con el Ejecutivo central "para no tener que recurrir a los tribunales" y que éste "cumpla" los acuerdos del CPFF para el presente ejercicio.

"No hablamos de ampliar la deuda que, como consecuencia de la gestión del tripartito catalán, ahora reclama Artur Mas, sino del dinero que nos corresponde de acuerdo con el CPFF", advirtió Feijóo, tras ser preguntado sobre la evolución del desempleo en Galicia por el líder del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, a quien instó a "apoyar" esta petición "si realmente respeta a los parados".

Finalizado el debate de las preguntas al presidente en el hemiciclo del Pazo de O Hórreo, la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, mantuvo una conversación informal con los periodistas y expuso cuáles son los conceptos por los que el Gobierno gallego reclama 805,43 millones relativos al presupuesto de 2011 que se habrían cerrado en el CPFF y en la comisión mixta de diciembre de 2009 y que el Ejecutivo estatal no habría transferido a la comunidad.

De esos 805,43 millones, un total de 242,65 se corresponden con el anticipo del fondo de cooperación para 2011. La Xunta ya ha presupuestado esta cantidad en sus cuentas para este ejercicio, a diferencia de lo que ocurre con los 562,78 millones adicionales que ahora demanda y que se atribuyen a otros tres conceptos: el denominado 'status quo', los ajustes del IVA y el anticipo de recursos adicionales de 2010.

En concreto, para cumplir con el nuevo modelo de financiación, que garantiza a las comunidades mantener su 'status quo', la Xunta calcula que el Estado le debe 228,81 millones de euros, y en relación a los ajustes del IVA, 171,61 millones. Por último, demanda 162,36 millones de euros por el anticipo de recursos adicionales correspondiente al pasado ejercicio económico.

Recurso ante el tc

Ante esta situación, el Gobierno autonómico pedirá de inmediato la reunión de la Comisión bilateral con la intención de que el Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero "cumpla" con el acuerdo de financiación y la pretensión de evitar un recurso ante los tribunales.

Al respecto, Fernández Currás ha concretado que la vía que estudia la Xunta pasa por recurrir la ley de presupuestos de 2011 ante el Tribunal Constitucional (TC).

Consulta aquí más noticias de A Coruña.