Marta del Castillo
Una foto de Marta del Castillo, rodeada de velas y estampas en su recuerdo. REUTERS

Cuatro peritos de la Policía han comparecido este miércoles en la novena sesión del juicio contra el menor apodado El Cuco, acusado de la violación y asesinato de Marta y han confirmado que había restos biológicos de ambos jóvenes mezclados bajo un pupitre.

Los peritos se quejaron de trabajar con "muestras críticas de muy poco contenido" Además, los peritos que analizaron los restos encontrados en el lugar del crimen de Marta del Castillo han asegurado que trabajaron con "muestras críticas de muy poco contenido" porque posiblemente fueron lavadas.

Por ello, simplemente han confirmado que en cuatro puntos del dormitorio del asesino confeso había restos biológicos de la víctima pero sin confirmar que se tratase de sangre.

Escasas confirmaciones

La única "certeza absoluta" es la sangre de Marta aparecida en la cazadora del presunto asesino, Miguel Carcaño, por haber escondido allí el cenicero con el que la golpeó.

Abogados presentes en la vista, que se celebra a puerta cerrada, han destacado a los periodistas lo "inverosímil" del lugar y el hecho de que es ahí donde el asesino confeso sitúa a El Cuco en el momento de estrangular a la víctima.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.