El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ha exigido al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, al PPCV, y al presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, "que tiene mucho que ver en esto", que que se abstengan de presionar ni a jueces, ni a fiscales, ni a magistrados, ni a la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV)", donde se instruye la parte del 'caso Gürtel conocida como el 'caso de los trajes'.

Alarte, durante su visita al distrito valenciano de Zaidía, ha respondido de esta manera a las preguntas de los medios sobre la situación judicial del presidente Camps y el recurso solicitado por su defensa sobre las conversaciones telefónicas. Así, ha destacado que en el PSPV "no somos como ellos y no atacamos a jueces, policía y fiscales, pero que si hay "maniobras dilatorias, tendrán que ser los jueces instructores y la Sala quien se manifieste", al respecto.

"Los valencianos tienen que saber que nosotros no somos como ellos", como el PPCV, que "se ha salido del carril de la democracia" y eso "lo pagarán duramente en las urnas, por muchas encuestas que tengan".

En este sentido, ha recordado que Camps está "a las puertas de un auto que le va a sentar en el banquillo" y que "existen nuevas causas judiciales que le afectan a él y a su partido". Además, "la parálisis del Gobierno valenciano es escandalosa", ha agregado Alarte, quien ha señalado que "cada vez que sale algún papel que le afecta —a Camps— en su situación personal por Gürtel, se pone a viajar".

"Los planes les van a salir mal" porque sus consisten en "no hacer nada" hasta que lleguen las elecciones y luego "depurarse en las urnas". Pero, cuando los valencianos vean el cartel de Camps como candidato "lo van a echar", ha remarcado el líder socialista.

Por otro lado, inquirido por si la situación judicial del portavoz del PSPV en las Corts, Ángel Luna, en relación a la causa que tiene abierta por exhibir un informe bajo secreto de sumario, afectará a la confección de las listas, Alarte ha afirmado que "por una denuncia de persecución política de la pandilla de presuntos criminales que dirigen el PP y el Gobierno de la Generalitat, nosotros no vamos a mover a nadie de ninguna de nuestras candidaturas".

Alarte ha defendido que Luna ejerció su "obligación constitucional y estatutaria de denunciar" los contratos de RTVV en la visita del Papa, por lo que "si hay algún desvergonzado, si hay alguno, se llama Francisco Camps, que actúa de forma autoritaria y persigue a la oposición".

Luna "no es más que un servidor de la democracia y la libertad", ha declarado el dirigente socialista, que ha mostrado su confianza en la Justicia y su seguridad en que al tratarse de denuncias del PP contra miembros del PSPV, "acabarán con toda seguridad en el archivo".

"El mundo al revés: el problema es que faltan 14 millones de euros por explicar, que han sido entregados a RTVV y que el ente público ha puesto en manos de la trama Gürtel y de gente que está en prisión, sin que nadie lo explique", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Valencia.