El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha pedido a la dirección de Cajastur que "despeje cuanto antes" las interrogantes derivadas de los problemas jurídicos del Banco CCM que han impedido —como decían ayer los sindicatos con presencia en la entidad— que se incorpore al Sistema Institucional (SIP) liderado por la caja asturiana.

A preguntas de los medios en una rueda de prensa junto a la secretaria de Migraciones y Empleo de CCOO, Lola Santillana, Gil no ha dado por cerrada esta situación sobre la exclusión del Banco CCM en el SIP, afirmando que "es verdad" que hay "cierta intranquilidad" por algunas dificultades que "ya se vislumbraban" cuando se inició el proceso de integración de la extinta Caja Castilla La Mancha en Cajastur.

Así, ha concretado que estas dificultades están relacionadas crédito fiscal y las pérdidas que tuvo el Banco CCM en los años 2008 y 2009, que ha cifrado en unos 700 millones de euros, una cantidad que ha dicho que es "muy respetable".

"En este momento se está discutiendo con Cajastur cómo se puede solventar ese problema jurídico", ha señalado Gil, quien ha añadido que este hecho no puede suponer "en ningún caso" que el Banco CCM no sea una "parte fundamental" del grupo que nace, ni que sus trabajadores tengan los mismos derechos que recoge el acuerdo laboral pactado para el resto de entidades que se fusionan.

Según Gil, "hay que darle un margen de tiempo, más tranquilidad si cabe y arrojar luz sobre un problema jurídico que puede provocar cierta impaciencia en gente que ha sufrido mucho". Por ello, ha dicho que la situación actual hubiera sido un "elemento menor" de no estar "tan acostumbrados" a hechos "tan duros" después de casi tres años de proceso.

Parados sin prestación

De otro lado, la secretaria de Migraciones y Empleo del sindicato ha sido preguntada por el presupuesto del plan que preparan Junta y sindicatos para que no queden desempleados sin ningún tipo de prestación en Castilla-La Mancha. Así, CCOO defiende que el número de beneficiarios debe ser "independiente" del presupuesto con el que se dote a este plan.

Asimismo, ha dicho que los sindicatos continuarán viéndose con el Gobierno en próximas reuniones y que todas las partes están de acuerdo en que el colectivo destinatario son las familias que no tienen ningún ingreso porque han agotado "todos los posibles".

Según Santillana, ese es el objetivo y habrá que ver "la mejor forma" de poner en marcha este plan y coordinarlo con el resto de las actuaciones que ya hay en marcha en la región. Además, preguntada por los plazos, ha afirmado que la intención del sindicato es que el plan esté culminado en el mes de febrero, aunque ha añadido que hasta el momento solamente ha habido una reunión de contacto y que las reuniones continuarán este mes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.