Agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Ourense detuvieron en la madrugada de este miércoles a un hombre de 53 años como presunto autor de un atraco a una farmacia y otro a una cafetería, en los cuales amenazó con hacer explotar varios artefactos que portaba.

Según han informado fuentes policiales, el detenido, vecino de Ourense y que carece de antecedentes policiales, pasará a disposición judicial en los próximos días.

El primero de los robos con intimidación que se le imputan ocurrió el pasado 6 de febrero sobre las 21.50 horas, cuando un sujeto entró en una farmacia de la ciudad con el rostro oculto con un pasamontañas. Tras mostrar a la empleada un artefacto explosivo, amenazó con hacerlo estallar si no le entregaban todo el dinero que tenían en ese momento. Ante la intimidación, el asaltante logró una cantidad que rondaba los mil euros y se dio a la fuga.

Además, sobre las 6.30 horas de este miércoles se produjo un hecho similar en una cafetería de la zona centro de Ourense, donde un hombre entró en el local comercial y amenazó con hacer detonar dos artefactos explosivos que portaba si no le entregan el dinero de la caja registradora. La camarera le entregó el dinero y el asaltante emprendió la huída dirección centro de la ciudad.

Una vez fue informada la Policía, se estableció un dispositivo de cierre del lugar y búsqueda del presunto autor, que dio como resultado la localización del individuo poco después en las inmediaciones del lugar.

Al presunto autor del robo con intimidación se le incautaron dos artefactos de artificio, un pasamontañas, unos guantes, así como el dinero sustraído en la cafetería robada. El detenido fue trasladado a la Comisaría Provincial de Ourense para continuar las gestiones y diligencias oportunas.

Intento de robo

De este modo, las posteriores investigaciones llevadas a cabo por parte de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría ourensana han podido determinar que el individuo es presunto responsable, además de los dos atracos, del intento de robo con fuerza en una sucursal bancaria cercana a la cafetería robada.

Este tercer hecho ocurrió momentos antes de perpetrar el atraco en la cafetería este miércoles, cuando se introdujo en el interior del cajero de la sucursal bancaria y, con un instrumento metálico, intentó acceder al interior del local. Al no conseguir ese fin, abandonó su propósito, según han precisado las mismas fuentes policiales.

Consulta aquí más noticias de Ourense.