La Guardia Civil ha detenido a desarticulado una banda organizada de ciudadanos kosovares acusada de perpetrar al menos 12 asaltos a naves, comercios y viviendas en municipios pequeños de las provincias de Almería, Madrid, Jaén y Toledo y ha detenido a sus cuatro miembros como presuntos autores de delitos de asociación ilícita y robo.

La operación 'Queronea', según ha informado la Comandancia, se ha saldado con el arresto de Arben M., de 29 años, Bajram G., de 34 años y Kostas P., de 35 años, todos ellos con domicilio en Madrid, así como Paul B., de 29 años y vecino de Roquetas de Mar (Almería), donde el grupo tenía su centro de operaciones.

La banda, a la que la investigación atribuye una perfecta organización a la hora de ejecutar sus acciones gracias a una planificación precisa de los actos y con roles definidos para cada uno de los integrantes, se dedicaba en exclusiva a la actividad delictiva y adoptaba importantes medidas de seguridad antes, durante y después de los asaltos.

La Guardia Civil inició la investigación el pasado mes de agosto tras detectar varios robos cometidos por el grupo, que había establecido su centro de operaciones entre Madrid y Almería, donde operaban indistintamente y desde no dudaban en trasladarse a otras como Toledo, Jaén o Madrid para dar varios golpes en una misma noche.

Los investigadores constataron que la banda estaba especializada en el robo de naves, establecimientos comerciales y domicilios ubicados en su mayoría en pequeñas localidades y zonas poco transitadas, por lo que le atribuyen la autoría de 12 atracos en las localidades almerienses de Vera, Alcontar, Pechina, Berja, Antas, El Ejido y la capital, además de Noblejas (Toledo), Cebolla (Toledo), Peal de Becerro (Jaén) y Fuente el Saz de Jarama (Madrid).

Los agentes del Equipo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, especialistas en delitos contra al Patrimonio, recopilaron numerosas pruebas incriminatorias de la actividad investigada por este grupo hasta que detectaron el inesperado regreso de la banda a su centro de operaciones en Madrid, donde disponía de más de un piso franco para pernoctar.

Durante la operación, la Guardia Civil logró localizar a los integrantes de la banda, por lo que procedió a su detención a finales del pasado mes de enero en diferentes domicilios de los madrileños barrios de Usera y Salamanca. Al arrestado Kostas P., quien la investigación ha podido determinar la utilización de hasta 9 identidades falsas, le constan numerosos antecedentes y detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio.

Las diligencias instruidas han sido entregadas, junto con los detenidos, al Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, cuyo titular decretó el ingreso en prisión para Arben M., Bajram G. y Kostas P.

Consulta aquí más noticias de Toledo.