Agentes de la Policía Local de Toledo procedieron este martes a denunciar por falsificación y desobediencia al conductor de un automóvil que había estacionado su vehículo con un ticket falso de la ORA en la calle Maestros Espaderos. Para evitar ser sancionado, cuando los agentes tramitaban la denuncia, procedió a comerse el ticket, eliminando así las pruebas de su engaño.

La actuación policial se realizó a las 10.50 horas, al ser requeridos los agentes de la Policía Local por un vigilante de la ORA al comprobar que un automóvil estacionado en la calle Maestros Espaderos exhibía en el salpicadero un ticket falsificado, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Cuando se iba a proceder a tramitar la denuncia y retirar el vehículo con la grúa municipal, se personó en el lugar de los hechos el conductor del vehículo. Quien ante el asombro de los agentes cogió el ticket y se lo comió. Ante este hecho, la dotación de la Policía Local procedió a denunciarlo en el Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía por falsificación y desobediencia.

Otras actuaciones

Por otra parte, este martes se personó en las dependencias de la Policía Local una persona solicitando autorización para entrar con un vehículo en la zona peatonal de la Plaza de San Agustín con la pretensión de recoger unas herramientas.

El agente de recepción observó que esta persona estaba bebida, invitándole a realizar la prueba de alcoholemia y localizar a otra persona que se hiciese cargo de vehículo. Al negarse a ello, se procedió a denunciarle y a retirar el automóvil con la grúa municipal, ya que la había dejado estacionada en un lugar prohibido.

También, por la tarde, se trasladó a su domicilio al conductor de un vehículo estacionado en la calle Avenida Boladiez, quien había estado consumiendo alcohol en un bar de la zona y se encontraba bastante ebrio. Los agentes fueron alertados por el dueño del establecimiento ante el empeño del conductor de utilizar su vehículo para marchar a casa. Cuando llegaron al lugar, los agentes encontraron a esta persona durmiendo en el interior de su automóvil.

Indicar, finalmente, que durante la jornada de ayer se procedió a colaborar en el traslado de un niño de 30 meses en una UVI móvil desde el Centro Comercial 'Luz del Tajo' a la residencia sanitaria 'Virgen de la Salud', por presentar signos de ahogamiento, y a atender a un hombre herido en la cabeza tras sufrir una caída en la calle Castilla.

Consulta aquí más noticias de Toledo.