La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha exigido al PP que haga "menos insinuaciones sin base alguna" sobre la intervención del Banco de España en Caja Castilla La Mancha y ha apuntado que las decisiones se tomaron "por unanimidad del consejo de administración de la entidad", en el que estaban presentes los 'populares'.

Salgado respondió de esta forma al diputado 'popular' Ramón Aguirre, quien le ha preguntado por las declaraciones del expresidente de la entidad, Juan Pedro Hernández Moltó, ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, asegurando que la intervención que la intervención, producida el 29 de marzo de 2009, no era necesaria y fue una "cuestión política".

Salgado ha rechazado valorar otras palabras del exdiputado socialista Moltó porque el proceso judicial está abierto y ha asegurado que "tampoco quiere valorar" otras en las que se refería a la unanimidad de las decisiones de la entidad, a las que el PP debería dar "la misma credibilidad".

Aguirre ha culpado al PSOE y su cargos "políticos", entre los que ha incluido singularmente al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de "marear la perdiz" en este y otros procesos relativos a la reestructuración de las cajas de ahorro y provocar que hayan "desparecido 7.000 millones en ayudas públicas y mil puestos de trabajo" en la entidad. "En el afán de afanar no quieren saber nada", ha remarcado.

"Resulta siempre sorprendente que hablen de imputados, cuando tiene una larga lista entre sus filas", ha remarcado la vicepresidenta, quien ha eludido responder a las afirmaciones de Aguirre, quien ha asegurado que el Banco de España habría detectado "intereses políticos" en el proceso de integración de CCM en Cajastur.

Consulta aquí más noticias de Toledo.