Cinco nuevas bodegas se han sumado a la oferta enoturística de la Oficina de Turismo de Peñafiel (Valladolid), con lo que el número de embotelladoras de la cuna de la Ribera de Duero que pueden ser visitadas gracias al bono que se comercializa se eleva ya a trece.

Las últimas en incorporarse son Pago de Tasio, Ribón, Carme, Señorío de Bocos y Viña Mayor, las cuales completan una lista que abrieron Arzuaga, Comenge, Protos, Vega Real, Zifar, Emina, Hacienda Abascal y Legaris.

La Oficina de Turismo de Peñafiel ha apostado desde el pasado año por dividir su oferta turística en distintos paquetes para ofrecer al visitante ocio, enoturismo y turismo cultural en forma de bonos, según informaron a Europa Press fuentes municipales.

Es una manera de adecuarse a las necesidades del turista que está dando unos excelentes resultados, y es que ya son unos 3.500 bonos los que ha dispensado la Oficina de Turismo en el medio año de funcionamiento de esta apuesta por el turismo de la cuna de la Ribera del Duero.

Hasta ahora, estos bonos turísticos se vendían en las bodegas y empresas participantes o en la propia Oficina de Turismo de Peñafiel, pero en la actualidad son varios los alojamientos de la zona que ofrecen estos paquetes turísticos a sus clientes con la meta de acercar los atractivos de la zona y ofrecer un valor añadido a los turistas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.