Joan Saura
El exconseller de Interior, Joan Saura. HUGO FERNÁNDEZ

La operación que evitó un 11M en Barcelona y otras acciones en Alemania y Francia fue objeto de análisis de los servicios diplomáticos de EE UU que criticaron la manera de trabajar de los especialistas españoles, según un cable diplomático analizado por 20minutos.es.

"La cooperación de los servicios de seguridad deja mucho que desear". Ya en el primer cable sobre esta operación, en enero de 2008, la Embajada de EE UU criticaba la falta de coordinación de la misma. "El Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA) ha quedado prácticamente al margen de la operación y sus consecuencias. La cooperación entre los Servicios de Seguridad españoles todavía deja mucho que desear". La operación comenzó en el CNI, que se la pasó a la Guardia Civil.

La delegación americana también destacó las declaraciones contradictorias hechas por el consejero catalán de Interior, Joan Saura, que siempre restó importancia a la naturaleza de la amenaza, lo que indica "cómo se pasó la información a las autoridades catalanas".

El cable concluye que "los acontecimientos ponen de relieve una vez más la amenaza de extremistas islámicos que residen en Barcelona. Hacen falta más esfuerzos para inculcar al Gobierno español la necesidad de una cooperación más ágil y de compartir la información en la lucha contra el terrorismo".