Lehman Brothers
Una foto de archivo de una sede del banco Lehman Brothers. Chip East / REUTERS

El Juzgado de Primera Instancia número 37 de Madrid obliga al Banco de Espirito Santo (BES) en España a indemnizar con 200.000 euros a un cliente por no informar de manera "clara, correcta suficiente y oportuna". El afectado contrató dos productos de inversión que resultaron afectados por la quiebra del banco de los EE UU Lehman Brothers, según informa El País. La entidad financiera ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

El denunciante, de Santander, contrató un seguro de vida con la entidad denunciada y no conoció todos los anexos informativos ni que se realizase la inversión a través de Lehman Brothers hasta la quiebra de este banco en 2008. Lo mismo le pasó con otro producto financiero contratado.

La sentencia habla de "oscuridad", "tergiversación" y "negligencia"El banco ha reconocido que en el segundo producto hubo un error que subsanó. Quiso firmar un acuerdo de aclaración, pero el cliente se negó. El acuerdo hacía firmar al interesado que diese por buena la información recibida. Este documento ha sido criticado por la juez del caso, tildándolo de "paradigma de oscuridad y tergiversación", según recoge El País.

La sentencia señala que la información de la póliza contratada, aunque advierte del alto nivel de riesgo, "solo puede calificarse de oscura, ambigua e imprecisa". Igualmente, califica la actuación de "grave negligencia".

La entidad portuguesa no está de acuerdo con el fallo y asegura que Lehman Brohters era uno de los mayores bancos del mundo y contaba, por aquel entonces, con una calificación superior a la suya.