Más presión policial para alejar a los patinadores de la Plaça Universitat

Controles diarios.
La presencia diaria de los coches patrulla de los Mossos d’Esquadra en la Plaça Universitat y los frecuentes controles periódicos que está ejerciendo la Guàrdia Urbana, en este céntrico emplazamiento de Barcelona, están intentando erradicar la continua presencia de jóvenes patinadores en toda esta zona.

Con la entrada en vigor de la nueva ordenanza de civismo, la vigilancia en las plazas donde no está permitido patinar se ha agudizado. 20 minutos pudo ser testigo ayer de uno de estos controles en la Plaça Universitat, donde se paró un coche patrulla de la Guàrdia Urbana al detectar la presencia de skaters.

Los agentes se acercaron a los jóvenes patinadores y, tras una charla, éstos abandonaron la plaza.

El diseño peculiar de la Plaça Universitat, que cuenta con unos bancos de piedra largos, ha sido hasta ahora un reclamo para los skaters, que, tras coger carrerilla, se deslizaban sobre los bancos. Ayer por la tarde, se pudo ver a varios ciclistas haciendo piruetas sobre los bancos aprovechando que no había ningún policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento