Trabajo rechaza la propuesta de Merkel de que los sueldos suban según la productividad

  • Valeriano Gómez defiende el modelo español basado en el IPC.
  • Zapatero ha afirmado que deben ser los sindicatos y la patronal los que lo discutan.
  • CEOE: "La productividad es un lema más alemán que español".
  • Los sindicatos no apoyan, tampoco la propuesta.
  • Angela Merkel descarta un rescate para España.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, momentos antes de su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, momentos antes de su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad.
Juan M. Espinosa / EFEc

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, defendió este jueves el modelo de revisión salarial español, que se basa en la evolución del IPC, frente a la propuesta de la canciller alemana Angela Merkel de que los incrementos se liguen a la productividad.

En el Foro Nueva Economía, Gómez consideró que a España no le ha ido "mal" el tener un sistema que liga la evolución de los salarios a la inflación prevista.  Respondía así a unas declaraciones de la canciller alemana en una entrevista concedida pocas horas de llegar a España, donde ha sido recibida por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el Rey.

Así, Gomez recordó que, mientras que en 2009 se dispararon en España los salarios, en 2010 sólo han subido un 1,1 % frente al alza del 3 % de los precios, contención que ha permitido a las empresas recuperar las pérdidas, opinó.

No obstante, el ministro de Trabajo recordó que en otros países europeos la revisión de los salarios se hace en función del IPC pasado. Por ello, dijo que hay que evaluar cuál es el mejor modelo, el basado en el IPC previsto o el pasado.

En declaraciones posteriores a la prensa, el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, afirmó que implantar el modelo alemán en España supondría un "cambio muy radical".

Según Fernández, en España se va a mantener la referencia del IPC, porque "la productividad es un tema más alemán que español".

Los sindicatos, también en contra

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, consideraron un error que los salarios dejen de referenciarse a la inflación y pasen a depender sólo de la productividad.

En rueda de prensa conjunta con el presidente de la Confederación de sindicatos alemanes (DGB), Michael Sommer, ambos secretarios generales rechazaron ese planteamiento de Merkel, que supondría eliminar las cláusulas de garantía salarial, las cuales evitan las pérdidas de poder adquisitivo para los trabajadores.

Zapatero apoya el diálogo entre sindicatos y empresarios

Horas más tarde, en la conferencia de prensa tras concluir la XXIII cumbre hispano alemana, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que deben ser los sindicatos y la patronal los que discutan en la reforma de la negociación colectiva si los salarios deben estar ligados a la subida de los precios o en función de la productividad, como defiende Alemania.

Merkel es partidaria de desvincular el aumento salarial y la inflación y de que las subidas vayan en función de la productividad y los beneficios de las empresas. Según Zapatero, ésta es una cuestión que deben dirimir los sindicatos y empresarios en las conversaciones sobre la negociación colectiva, que el Gobierno quiere esté aprobada el próximo 18 de marzo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento