El BCE va a mantener, de momento, una política monetaria en un nivel todavía muy expansionista en los doce países que comparten el euro.

No obstante, desde hace meses la entidad monetaria ha advertido de que el crecimiento del crédito en la zona euro sigue siendo intenso, sobre todo las hipotecas.

Además, ha mostrado una gran preocupación por el fuerte aumento de la liquidez en el área.

Causa de la fuerte dinámica monetaria

El actual nivel del precio del dinero en la zona euro, históricamente bajo, es una de las causas de esta fuerte dinámica monetaria, según la entidad.

El BCE ha informado de que el crecimiento de créditos para el pago por la compra de una vivienda se situó en enero en el 11,7 %, frente al 11,5 % del pasado diciembre.

Ligero incremento de tasas 

Además, las señales de recuperación de la economía de la zona euro y la tendencia bajista del euro hablan a favor de un ligero incremento de las tasas, según algunos expertos financieros.

Previsiblemente, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dará a conocer una revisión al alza de los pronósticos de crecimiento de la zona euro para 2006 y 2007.

Actualmente, el BCE pronostica para 2006 una mejora del Producto Interior Bruto (BIP) del 1,9 por ciento en el área de los países del euro.