Bosnia lleva a Serbia y Montenegro ante el Tribunal Internacional de Justicia por genocidio

Por primera vez en la historia, una corte, el  Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), ha comenzado un proceso por genocidio y agresión entre Estados, a raíz de la denuncia presentada por el Gobierno bosnio contra Serbia y Montenegro por violaciones de la Convención de Naciones Unidas contra el Genocidio.
Varias decenas de miles de bosnios, la mayoría de ellos musulmanes, recuerdan la masacre de Srebrenica en su décimo aniversario. (Damir Sagolj/Reuters)
Varias decenas de miles de bosnios, la mayoría de ellos musulmanes, recuerdan la masacre de Srebrenica en su décimo aniversario. (Damir Sagolj/Reuters)
Damir Sagolj/REUTERS

El Gobierno bosnio quería poner fin a las atrocidades cometidas en el conflicto en su país, entre 1992 y 1995, por lo que el 20 de marzo de 1993 presentó la denuncia contra Serbia y Montenegro, país entonces denominado República Federal de Yugoslavia.

En ella, pidió al Tribunal Internacional, con sede en la Haya, que declare que Serbia y Montenegro, a través de sus agentes y subordinados, "mató, asesinó, hirió, robó, torturó, secuestró, detuvo de manera arbitraria y exterminó a ciudadanos de Bosnia y Herzegovina" y que le pague una indemnización.

El Gobierno bosnio también pidió y obtuvo durante audiencias públicas celebradas en abril y en agosto de 1993 "medidas provisionales" con el fin de prevenir "el crimen de genocidio".

Bosnia intentará demostrar que se cometió un genocidio en su país y que las autoridades en Belgrado ayudaron a los serbobosnios en Bosnia.

Está previsto que las audiencias públicas concluyan el  9 de mayo y que el fallo del TIJ se conozca a finales del año.

En Bosnia persisten profundas divisiones en relación a esta acusación entre las comunidades étnicas musulmana y croata, por un lado, y los de origen serbio, por otro.

El miembro musulmán de la Presidencia tripartita de Bosnia, Sulejman Tihic, dijo el pasado viernes a la televisión pública nacional que la acusación no va dirigida contra el pueblo serbio, ni de la vecina Serbia ni de Bosnia.

Sin embargo, el candidato a futuro primer ministro serbobosnio, Milorad Dodik, replicó de forma tajante que jamás aceptará un eventual fallo contra Serbia y Montenegro y anunció que organizará "amplias protestas" en ese caso.

Según datos del Centro de Investigaciones y Documentación en Sarajevo, que investiga crímenes de guerra, en la guerra civil bosnia (1992-1995) murieron unas 100.000 personas, de las que un 70 por ciento eran musulmanes.

El peor crimen de guerra ocurrió en julio de 1995, cuando hasta 8.000 varones musulmanes fueron asesinados después de que las tropas serbobosnias conquistaron el enclave oriental de Srebrenica.

Solución diplomática

Por su parte, el representante legal de Serbia y Montenegro en el caso de la demanda de Bosnia contra ese país por genocidio, Radoslav Stojanovic, abogó ayer por una solución diplomática del litigio.

El juicio "tendría que ser sustituido por una solución diplomática del contencioso; por negociaciones que llevara a un acuerdo sobre el que podría edificarse la reconciliación nacional y proseguir las relaciones de buena vecindad", dijo Stojanovic.

Para Stojanovic, cualquiera que sea el resultado del juicio "podría deteriorar las relaciones" entre los dos países vecinos.

También se mostró convencido de que el equipo de expertos que encabeza probará que no hubo genocidio en Bosnia, aunque agregó que si algunos individuos tenían la intención de cometerlo deben ser juzgados.

Representantes de Serbia y Montenegro también señalaron ayer que en la audiencia volverán a poner en duda la competencia del tribunal para juzgar el caso pese a que esta corte decidió ya en 2003 tramitar el contencioso.

     ENLACES RELACIONADOS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento