El sector del metal perdió más de 5.000 empleados desde 2009 y actualmente hay 1.500 afectados por EREs

La patronal espera que esta industria "toque fondo" en 2011 y remonte la crisis, tras un 2010 "nefasto"
astillero
astillero
EP

El sector metalúrgico de Galicia perdió, desde el año 2009, más de 5.000 empleos y, en la actualidad, hay unos 1.500 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE), según han confirmado este viernes responsables de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime).

En una rueda de prensa, en la que se presentaron los resultados del pasado año, el vicepresidente de Asime, Javier Martínez, y el secretario de esta asociación patronal, Enrique Mallón, confirmaron que el 2010 ha sido un año "nefasto" para esta industria —que engloba la automoción, construcción naval y auxiliares, aluminio, ascensores, construcciones metálicas, etc.—.

Según los datos presentados por Asime, en 2009 había una media de 66.638 trabajadores en este sector y, al cierre de 2010, la cifra se redujo a 6.500 personas. La mayor pérdida de empleo se ha registrado en el sector naval, que pasó de tener más de 10.000 trabajadores a finales de 2008, a tener poco más de 7.000 operarios en noviembre de 2010.

Durante el año 2010, se presentaron en el sector un total de 48 expedientes de regulación de empleo, 44 de ellos en la provincia de Pontevedra; que afectaron a casi un millar de trabajadores. En la actualidad, según Javier Martínez, los operarios afectados por regulación son unos 1.500. SECTORES

Por sectores, Mallón ha explicado que la automoción registró el pasado año un aumento de producción en el primer semestre, pero la producción se desplomó en la segunda parte del año, hasta registrar un descenso del 22 por ciento con respecto a 2009. Además, el aumento de matriculaciones —mayor en vehículos comerciales e industriales que en turismos— "no ha sido suficiente para recuperar las fuertes caídas".

Con respecto al naval, además de la pérdida de puestos de trabajo, el secretario de Asime ha confirmado que el peso de los astilleros gallegos en el conjunto del Estado ha ido reduciéndose. Así, en 2008 tenían el 66 por ciento de la cartera de pedidos, y en 2010 se pasó al 40 por ciento —en 2009 se firmaron 13 contratos y sólo 5 fueron para empresas gallegas; y en 2010 se consiguieron 4 contratos de un total de 23—.

Perspectivas para 2011

Con respecto a las perspectivas para 2011, Javier Martínez ha aventurado que, a mediados de año, el sector metalúrgico puede "tocar fondo" en la crisis, y empezar a remontar con una "leve recuperación".

De este modo, ha afirmado que, en la automoción, las perspectivas "son prometedoras" gracias, entre otras cosas, a la fabricación de modelos híbridos y eléctricos; mientras que la construcción metálica dependerá de la obra pública, porque la civil "está estancada". En el caso del naval, ha augurado un primer semestre en el que "se va a sufrir", y en el que aumentarán los EREs.

Asime ha abogado por profundizar en estrategias como la internacionalización —con proyectos en Brasil, India o Marruecos—, o la diversificación de actividad. Con respecto a lo segundo, los principales ejes de acción son el Consorcio Aeronáutico Gallego, la reparación naval —con nuevos contratos firmados en las últimas semanas—, o la mayor utilización del acero en las obras públicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento