Revilla cree que la reforma de las pensiones es "dura" pero "inevitable" para que el sistema no "corra peligro"

El presidente cántabro valora el "consenso" logrado y la responsabilidad del Gobierno para que las medidas se tomen "a tiempo"
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
EP

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha admitido que la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno español y que eleva la edad de jubilación a los 67 años es "un plan duro" pero "inevitable" para que el sistema no "corra peligro".

"Es un tema duro pero es inevitable", ha manifestado, para responder a preguntas de los periodistas sobre esta reforma, que también contempla la posibilidad de jubilarse a los 63 años con 33 cotizados.

A su juicio, estas medidas "nada agradables" se deben tomar para "acompasar la situación demográfica que nos llega", ya que la gente "cada día vive más" y la población activa "cada día va a ser menor", ha vaticinado.

"Antes, una persona en España con 65 años era un viejo, y con 70 no digamos. Y, ahora, una persona con 65 o 70 años tiene una esperanza vida de 12 ó 14", ha comparado Revilla, para indicar que "vamos a un país de jubilados".

Por ello, ha señalado que hay que "pensar siempre en el futuro" para "mantener" el sistema de pensiones y que "nadie quede desprotegido" tras una "vida laboral intensa". Esto "obliga", ha remarcado, a tomar medidas como la acordada y que ya ha adoptado la Unión Europea (UE).

"No podemos ser egoístas y pensar en el presente", ha sentenciado el presidente cántabro, antes de destacar la "bajísima" natalidad que hay en España. Este factor, sumado a la evolución demográfica que se prevé para los próximos años, obliga a tomar medidas que permitan "dentro de 20 años y de 30" que los que ahora están en edad de trabajar perciban una pensión cuando se jubilen.

"a tiempo"

Tras indicar que "habrá flecos que a unos nos gusten más y a otros menos", el presidente cántabro ha señalado que "un gobierno responsable" debe tomar las medidas necesarias "a tiempo". Ha valorado también el "consenso" alcanzado entre todas las fuerzas políticas y los trabajadores, a través de sindicatos y empresarios.

"Es buena noticia para España que veamos que en algo hay un acuerdo", ha reconocido el presidente cántabro. Se ha vuelto a referir así al "clamor" que hay en el país para que "en cosas básicas, por duras que sean", se antepongan los intereses electorales y de partido al bienestar de los ciudadanos.

Al hilo de lo anterior, ha resaltado que "por primera vez" los agentes sociales —que estaban "en claro enfrentamiento con el Gobierno"— y los empresarios —a su vez "enfrentados" con los trabajadores— hayan "llegado a unos acuerdos que dan un poco de ilusión a los españoles, que estamos reclamando que en los grandes temas se pongan de acuerdo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento