El presidente francés, Jacques Chirac, pidió hoy serenidad a los consumidores en Francia y subrayó que no hay riesgo por comer carne de ave y huevos.

"El virus H5N1 es la causa de la mortalidad de la granja de pavos de (la provincia de) Ain", informó esta noche el Ministerio de Agricultura francés en un comunicado.

Recordó que todos los animales de esa explotación "han sido sacrificados" y sus cadáveres "destruidos", y que el recinto "está siendo desinfectado", al tiempo que se ha encargado un estudio epidemiológico para determinar cómo pudieron contaminarse los pavos con la cepa más virulenta de la gripe aviar.

 Los análisis definitivos del laboratorio nacional de referencia de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) confirman así lo que ya se temía: los pavos de la granja infectada en la provincia de Ain eran portadores de la cepa altamente patógena H5N1.

400 pavos afectados

Unos 400 pavos sucumbieron a la enfermedad y el resto, de los 11.000 que se criaban en la granja, fueron sacrificados ayer. Los dos primeros casos en Francia del virus H5N1, confirmados el sábado y miércoles pasados, respectivamente, pero en dos patos silvestres, también fueron descubiertos en Ain, y el primero de ellos estaba a apenas 800 metros de la granja de pavos infectada.

 El laboratorio de referencia de la AFSSA ha confirmado que el virus H5N1 hallado en los pavos contaminados es similar en "un 99 por ciento" al identificado en el primer ánade silvestre encontrado muerto el pasado día 18, señaló el Ministerio de Agricultura.

 

Los pavos podrían haberse contaminado por excrementos de patos salvajes que se encontraban entre la paja que había en el suelo de la granja

 Como hipótesis de más peso, la Federación de Industrias Avícolas (FIA) indicó que baraja la posibilidad de que los pavos pudieran ser contaminados con el virus "H5N1" por excrementos de patos salvajes que se encontraban entre la paja que había en el suelo del recinto.

 

 Los pavos de la granja infectada se encontraban confinados por orden del Gobierno, por lo que no pudieron entrar en contacto directo con los patos silvestres.

La granja se encuentra además en el perímetro de seguridad instaurado por el Gobierno tras la aparición del primer caso de gripe aviar en Ain, un departamento (provincia) que fue colocado ayer bajo vigilancia sanitaria especial al descubrirse cinco nuevos casos sospechosos de gripe aviar en cisnes.

       NOTICIAS RELACIONADAS