Según informó esta noche el consejero delegado de Hisdesat, Roberto López, a los invitados y los medios de comunicación que asistían en el INTA a la transmisión vía satélite del lanzamiento, el aplazamiento se decidió cuando faltaban 3 horas, 45 minutos y 35 segundos para la hora del despegue, las 19,13 hora local de Kurú (Guayana francesa), 23,13 hora española.

López explicó que la decisión la ha tomado la empresa propietaria del cohete, Arianespace, tras detectar que a esa hora y con todos los comandos de vigilancia y control en verde, el correspondiente al satélite francés estaba en rojo.

El problema: oscilaciones en el nivel del señal del receptor de comandos del satélite
El problema técnico, indicó, son oscilaciones en el nivel del señal del receptor de comandos del satélite y Eutelsat lo ha considerado "lo suficientemente importante" como para no dar "luz verde" cuando se han comprobado de nuevo los sistemas.

Los técnicos de Eutelsat y Arianespace mantendrán a las 19,00 horas una nueva reunión (23,00 hora española) para marcar el nuevo calendario de lanzamiento.

"Una vez conocida la naturaleza del problema darán información y a partir de ahí se marcara nuevo calendario y adelantar cualquier fecha sería arriesgado", afirmó.

El lanzamiento estaba previsto para el pasado martes a la misma hora, pero sucesivos problemas con una resistencia y luego con uno de los giróscopos, retrasaron el lanzamiento hasta hoy viernes.

La decisión de aplazar se ha tomado antes del llenado de los tanques de combustible, una operación que se lleva a cabo, por seguridad, cuatro horas del lanzamiento, explicó López.

                NOTICIAS RELACIONADAS