Aaron Carter, hermano de Nick de los Backstreet Boys, inicia una terapia para dejar sus adicciones

  • El joven artista, de 23 años, ha decidido rehabilitarse para intentar volver al mundo de la canción.
  • Empezó su carrera cuando era un niño impulsado por el tirón mediático de su hermano mayor.
  • Curiosamente, mantuvo una relación con Lindsay Lohan, quien ha tenido recientes problemas por drogas.
  • El drama de los niños de Hollywood.
Aaron Carter, en una imagen de 2010.
Aaron Carter, en una imagen de 2010.
WIKIPEDIA

Saltó a la fama cuando era un niño, impulsado por el tirón mediático de su hermano, Nick Carter (de Backstreet Boys), y por desgracia se ha convertido en un ejemplo más de jóvenes artistas que no digieren correctamente la popularidad. Aaron Carter se encuentra ahora mismo, a sus 23 años casi recién cumplidos rehabilitándose de sus adicciones, igual que otras estrellas de su generación, como la mismísima Lindsay Lohan (con la que mantuvo una relación). Jóvenes que llevan toda la vida rodeados de flashes, disfrutando de una fama que acaba por destrozar su prometedora carrera.

La caída de Carter no es sino una más en la larga lista de las infancias rotas por una carrera artística que, a buen seguro, les llegó demasiado pronto y que pone en entredicho a quienes ven minas de oro en niños de ocho o 10 años. Carter es uno más en el drama que , muchas veces, viven los 'niños estrella', aunque por suerte para él, su caso aún puede tener remedio.

Los problemas con las drogas por parte de Aaron Carter vienen de lejos y ya ha sido arrestado en alguna ocasión, como en 2008, por conducción temeraria y posesión de marihuana. Carter, hasta ahora, tenía dos caras. La del chico joven, deportista y apasionado defensor de la ecología y, otra, que le convertía en un habitual de de la noche y de las fiestas hasta altas horas de la madrugada, con lo que muchos ya veían venir lo que se acaba de confirmar, que al joven Carter le había sobrepasado tanta y tan pronta fama.

Sus problemas vienen de lejos. Los tuvo con sus padres (por el dinero), con sus parejas y ahora, con él mismo. Hace pocos días, el mismo Carter anunciaba en su cuenta de Twitter que iba a iniciar una terapia para intentar recuperar el control de su vida, aprender y curar las "heridas emocionales y espirituales" que se había provocado con su estilo de vida.

Su manager, Johnny Wright, comentó, en una palabras recogidas por Popeater, que "hace unos meses Aaron vino a verme y me pidió que le ayudara a volver a la música, retomar su carrera. Había estado trabajando en un nuevo álbum en Orlando, cuidando de su cuerpo y de su mente (...) comprende el desafío y el duro trabajo que implica volver a la cima del éxito y sabe que tiene que tomarse un tiempo antes de volver al escenario. Un tiempo para afrontar sus sentimientos y sanar las heridas de su corazón (...) Por esta razón, Carter ha elegido acudir en busca de ayuda a un lugar en el que el siente que puede encontrar la guía y claridad en el viaje musical que está a punto de emprender. Sólo espera que todo el mundo le tenga en sus oraciones y que respete su privacidad en estos momentos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento