Las mujeres que cumplan los requisitos podrán acceder a una paga mensual de hasta 600 euros durante un año. Tendrán que presentar un informe para acreditar la existencia de violencia.