El Jurado declara culpables de asesinato a los tres acusados del crimen de Mataporquera

Consideran probado que los tres hicieron un seguimiento continuado de las costumbres de Valentín antes de matarle

El Tribunal del Jurado ha declarado culpables de asesinato a

Erica A.M., Jorge B.C. y Ángel Manuel R.M. los tres acusados de la muerte en mayo de 2009 en Mataporquera a Valentín F.F., ex compañero sentimental de Erica, con quien tenía un hijo de cinco años de edad, y que era quien tenía su custodia.

Tras conocerse el veredicto esta tarde, será la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria la que determina la pena exacta que se les imponga, pero que oscilará entre los 15 años que supone la condena mínima por asesinato que reclaman las defensas y los 20, el tipo máximo que piden tanto la Fiscalía como acusación particular.

En el caso de Erica, su implicación ha sido aprobada por la unanimidad de todos los miembros del Jurado, mientras que a Jorge, que estaba con ella en el portal donde Valentín fue apuñalado, y José Manuel, conductor del coche en que los tres se desplazaron desde León —donde vívía ella tras separarse de la víctima— hasta Mataporquera, su culpabilidad se ha fijado por mayoría, con ocho votos frente a uno.

El Tribunal del Jurado ha declarado probado por unanimidad que los tres estuvieron el día antes de los hechos con el coche en las inmediaciones del domicilio de Valentín para observar los hechos. Para ello, se apoyan en los testimonios de un vigilante de seguridad de la fábrica de Cementos Alfa que vio el coche entrar en el pueblo, y en el de una vecina que observó el coche desde su ventana, durante varios horas y de noche.

Ya el 15 de mayo, volvieron de nuevo a Mataporquera, aparcaron en la calle contigua y, mientras Ángel Manuel esperaba en su interior, Erica y Jorge entraron el portal, donde se encontraron con Valentín, a quien atacaron.

Entonces, Jorge le inmovilizó y Erica le apuñaló, según sostiene el Jurado, por ocho votos frente a uno, en base a los relatos de testigos que vieron la agresión, aunque no los rostros, pero sí que uno de los atacantes llevaba en la cara un pañuelo palestino como el que luego se encontró. También apareció sangre del fallecido en la ropa de Jorge, y los testigos escucharon como Valentín dijo, antes de morir, que había sido Erica.

Se rechaza así la tesis del homicidio —que se causara la muerte pero sin intención— derivado de la pelea, que acabaron alegando en el juicio los tres acusados, que en los primeros momentos negaban incluso su presencia en el pueblo cántabro. El homicidio se descarta principalmente por la vigilancia continuada que se hizo de los movimientos de la víctima el día anterior.

Ministerio Fiscal y acusación particular mantienen su petición de peñas, de 20 años de prisión para cada uno de ellos por un delito de asesinato. En el caso de Erica, consideran circunstancia agravante la relación de pareja y quieren que se la inhabilite para la custodia del hijo común. Y para los tres reclaman la prohibición de acercarse o comunicar con el pequeño.

Frente a esto, las tres defensas esgrimen la petición de pena mínima por un delito de asesinato, rechazan el agravante de parentesco para Erica y también las órdenes de alejamiento respecto al menor en el caso de Jorge y Ángel Manuel, toda vez que ellos no conocían al niño.

Tras escuchar el veredicto, Fernando, hermano de Valentín, ha mostrado su satisfacción y ha explicado a los medios que ahora mantienen otros frentes legales abiertos con la familia de Erica en relación al régimen de visitas del pequeño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento