CHA pide que se ejecute ya la modernización del tramo ferroviario aragonés Huesca-Canfranc

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA) en las Cortes de Aragón, Bizén Fuster, ha reclamado este martes al Gobierno central y al Ejecutivo aragonés que se ejecute ya la modernización de la línea ferroviaria entre Huesca y Canfranc para conseguir su reapertura internacional ante los avances en el tramo francés de esta vía.
Bizén Fuster, diputado de CHA
Bizén Fuster, diputado de CHA
EP

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA) en las Cortes de Aragón, Bizén Fuster, ha reclamado este martes al Gobierno central y al Ejecutivo aragonés que se ejecute ya la modernización de la línea ferroviaria entre Huesca y Canfranc para conseguir su reapertura internacional ante los avances en el tramo francés de esta vía.

Fuster ha explicado en rueda de prensa que el Gobierno francés y la región gala de Aquitania han inaugurado este lunes el tramo Pau-Oloron, de 34,8 kilómetros, con una inversión de 35 millones de euros, una infraestructura "de calidad" y con un servicio de 16 trenes diarios.

Mientras, en el tramo aragonés "sólo se ha modernizado la variante de Huesca y se ha hecho alguna otra mejora, pero que ni siquiera ha permitido incrementar la velocidad", de forma que si bien los trenes llegan hasta Canfranc, lo hace "lentísimo, casi vacíos y día sí día no con incidentes".

El parlamentario, que ha comparecido acompañado del responsable de Asuntos Europeos de CHA, Miguel Martínez Tomey, ha recordado que la modernización del Canfranc "se supeditó a que pudiera ser compatible en un tramo con la futura Travesía Central por el Pirineo (TCP)" y "con la excusa de ese tramo común se congeló" la inversión en la modernización.

Ahora, una vez desechada la opción del tramo conjunto, Fuster ha urgido a que se actúe en el tramo aragonés del Canfranc, que "se mantiene abierto virtualmente" y que se fije un calendario "para saber qué horizonte nos marcamos".

Fuster ha comentado que Aragón lleva "40 años suspirando porque desde Francia se apueste por la reapertura del Canfranc" y, ahora, "cuando se produce ese apoyo francés, nos encontramos con el Gobierno español mirando para otro lado y con el Gobierno de Aragón despistado, ocupándose del proyecto a medio y largo plazo" de la TCP.

Cambiar las tornas

Fuster ha instado a que "Aragón y España no se pueden dormir en los laureles, a ver si ahora van a cambiar las tornas" respecto a Francia, ha dicho, para agregar que la "reapertura del Canfranc es condición sine qua non para la TCP", una línea internacional "posible, sostenible y asumible económicamente" porque el corredor "ya está hecho" y que servirá para demostrar la "viabilidad" de la Travesía Central.

El diputado ha abundado al señalar que el Gobierno de Aragón "está tan preocupado con el proyecto a medio y largo plazo que se olvida del el corto plazo", necesario para las plataformas logísticas de Teruel, Zaragoza y Huesca, ha apuntado.

"Estamos despistados y mirando para otro lado u ocupándonos en un proyecto a medio y largo plazo, a 20 ó 25 años, mientras que la reapertura del Canfranc puede ser realidad en cinco años", ha argumentado Fuster.

Al respecto, ha señalado que cuando Francia "está apostando decididamente por la reapertura", en España "es el peor momento de inversiones, con una partida de diez millones de euros para la renovación que no se está ejecutando".

Según ha indicado, "sólo se ha actuado en mejorar 5,6 kilómetros, mientras que en Francia se ha fijado la reapertura de un nuevo tramo entre Olorón y Bedous para 2013, que sería el segundo de los tres pendientes para la reapertura, equivalentes esos tres tramos a todo lo que queda de modernizar en Aragón, ha apostillado.

Fuster ha anunciado que CHA interpelará en el próximo pleno de las Cortes de Aragón al consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno autonómico, Alfonso Vicente, para conocer las acciones del Ejecutivo en relación con el Canfranc y la TCP.

Pregunta en europa

Por su parte, el responsable de Asuntos Europeos de CHA, Miguel Martínez Tomey, ha explicado que a través del grupo Alianza Libre Europea formulará una pregunta en el Parlamento Europeo en la que pedirá a la Comisión europea datos y declaraciones de intenciones acerca de cómo va a abogar porque los gobiernos francés y español se coordinen y sean capaces de abrir a corto plazo la conexión ferroviaria entre Zaragoza y Pau.

Martínez Tomey ha valorado positivamente el grupo de presión a favor de la TPC en Bruselas, si bien ha remarcado que en estos momentos la "solución viable" es el Canfranc, que "con una inversión mínima, ajustada a estos tiempos de escaseces presupuestarias" se podría reabrir en un "horizonte próximo", según han ratificado diferente estudios, permitiendo aumentar un 50 por ciento el transporte ferroviario por el Pirineo, ha afirmado.

"La solución del Canfranc es la solución viable y echamos en falta ese compromiso del Gobierno de Aragón", que "condescendiente" con la políticas de infraestructuras de Madrid "está dispuesto a que ésta sea una Comunidad autónoma 'ni-ni', ni carreras ni ferrocarriles", ha ironizado.

También ha criticado la falta de interés esta legislatura de las eurodiputadas europeas aragonesas, Inés Ayala, del Partido Socialista, y Verónica Lope, del Partido Popular, por esta cuestión. "No han desarrollado en lo que va de legislatura ninguna iniciativa de mínimo relieve respecto al Canfranc", ha asegurado Martínez Tomey.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento