PACMA presenta una querella contra un cazador que dejó morir a sus perros en Benidoleig

El Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal (PACMA) ha presentado esta martes una querella en los juzgado de instrucción de Denia (Alicante) contra un cazador al que acusan de "dejar morir a sus perros" en Benidoleig (Alicante), según han indicado a Europa Press fuentes de esta formación política.
Uno de los perros fallecidos
Uno de los perros fallecidos
PACMA

El portavoz del partido en Alicante, José Luis Sánchez, ha asegurado que considera que "la falta de atenciones y cuidados necesarios a los perros, hasta provocarles la muerte, constituye un delito de maltrato a los animales", tal y como se recoge en el artículo 337 del Código Penal, que puede ser condenado "hasta con un año de prisión".

José Luis Sánchez, ha indicado que PACMA se presenta como acusación popular en el caso "para que el maltrato no quede impune", y ha señalado que "es necesario que la Justicia empiece a hacer efectivas las penas contempladas por la legislación, para acabar con esta lacra de la sociedad".

PACMA lleva denunciando por vía administrativa desde 2009 "la situación de descuido de los animales, que convivían en jaulas con los cuerpos sin vida de otros perros".

Fuentes de la formación política han indicado que el propietario "utilizaba los animales para practicar la caza", y "no convivía con los perros", por lo que se hacía evidente "la falta de higiene y cuidados que llevaron a los perros a morir uno tras otro".

El partido denunció que los animales estaban en jaulas en medio de un huerto en Benidoleig, donde, "debido al hambre y a las condiciones en las que vivían", los vecinos del pueblo "se hicieron cargo de su alimentación durante un tiempo".

PACMA interpuso entonces una primera denuncia por vía administrativa contra el dueño de los animales, con el que José Luis Sánchez habló antes de tomar medidas, para intentar hacerle comprender que los perros "no podían seguir en esas condiciones".

Sánchez ha indicado que ante "la indiferencia del cazador", para el que "era normal que los perros cazadores vivieran así", se interpuso en 2009 una denuncia en la que se adjuntaba un informe veterinario de la situación en la que se encontraban los animales, y que fue archivada.

En 2010 PACMA volvió a notificar el caso al SEPRONA, quien, en una inspección, detuvo al dueño de los animales, abrió nuevas diligencias del asunto, y las remitió al Juzgado de Instrucción de Denia, en un procedimiento que sigue adelante. "No entendemos que haya sido necesaria la muerte de los animales para que el juzgado tome en serio el caso", han señalado desde PACMA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento