José María Aznar: "España no está para aguantar la broma de los pinganillos"

  • Así lo ha asegurado el expresidente del Gobierno en la apertura de la Convención Nacional del PP que se celebra en Sevilla hasta el próximo domingo.
  • Afirma que los socialistas van a dejar a España "mucho peor de como la encontraron" y los acusa de llevar el modelo autonómico "al borde del precipicio".
  • Cospedal destaca que el PP está comprometido con el Estado de las Autonomías, pero no con la filosofía del gasto que a su juicio está imperando.
Aznar, acompañado de Rajoy, saluda al término de su discurso en la convención del PP.
Aznar, acompañado de Rajoy, saluda al término de su discurso en la convención del PP.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado este viernes que la situación de España no está para "bromas" acerca de si el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se va o se queda y tampoco "para aguantar la broma de los pinganillos" en el Senado con la traducción simultánea en el uso de las lenguas cooficiales.

En la apertura de la Convención Nacional del PP que se celebra en Sevilla hasta el próximo domingo, Aznar ha afirmado que los españoles desean en mayo la victoria del Partido Popular y "hasta los socialistas lo saben aunque no quieran reconocerlo". "Y en vez de mirar de frente a los problemas, se entretienen con líos que sólo a ellos les interesan. En otras circunstancias podría tener su gracia alimentar debates sobre quién sabe cuándo se irá o no se irá quien tendría que haberse ido ya", ha enfatizado.

En su discurso, Aznar ha lanzado duras críticas contra los socialistas, que, según ha dicho, van a dejar a España "mucho peor de como la encontraron". "Dejamos una herencia mucho mejor que la que recibimos", ha exclamado, para añadir que los españoles pueden confiar en el PP porque saben que este partido es "de fiar".

El ex presidente del Gobierno ha dicho que los daños del "saldo de las políticas socialistas" de estos años son muy graves, pero no son irreparables. "Habrá que empezar por recuperar el gran pacto de 1978: una nación, una -ha remarcado- que se otorga el derecho a la autonomía y se garantiza la solidaridad; una nación, la española, que tendrá que recuperar el Estado de las Autonomías plasmado en la Constitución; una nación que tendrá que trabajar en fortalecer lo que nos une", ha afirmado Aznar.

"Un militante más"

Asimismo, el presidente de honor del PP ha acusado al Gobierno de haber hecho todo lo posible para destruir el modelo autonómico, al que ha llevado "al borde del precipicio", y ha instado a recuperar el gran pacto de 1978 y el Estado de las Autonomías plasmado en la Constitución. Aznar se ha ofrecido al líder de su partido, Mariano Rajoy, en todo lo que pueda ser de ayuda "como un militante más" en la "gran tarea" de sacar a España del paro, del "retroceso social, del deterioro institucional y de ponerla de nuevo en el camino del éxito". Aznar ha considerado "sorprendente" que se diga que quiere "cambiar el modelo de Estado" con su propuesta para hacerlo "racional" y asegurar que "con sus 17 autonomías y sus dos ciudades autónomas" sea sostenible.

El presidente de FAES ha acusado al Gobierno de haber intentado cambiar la Constitución por la puerta de atrás, de debilitar el tejido de la "cohesión" y la "solidaridad" que une a los españoles y de sembrar el revanchismo para intentar excluir al PP. Por ello, ha afirmado que su partido tendrá que trabajar "duro" para "recuperar la unidad y la concordia" y ha asegurado que lo hará "sin revanchas, sin trincheras, sin fracturas y sin intentar ajustar cuentas pendientes".

"Habrá que empezar por convocar a los españoles a un gran proyecto nacional de recuperación, de regeneración, de reformas", ha agregado Aznar, para quien hoy, como en 1996, las reformas y la modernización de España sólo tienen un camino: el PP. España, ha proseguido, necesita un presidente reformista, no un "transformista de la política", un Gobierno reformista, no "uno que se disfraza de lo que más le conviene en cada momento".

Contra la "filosofía del gasto"

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha recordado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "no hay viento favorable para quien no sabe dónde va" y le ha acusado de dejar como herencia una legislatura "perdida para todos los españoles". "Es el tiempo de descuento de un Gobierno de descrédito. Con él se irá la peor legislatura de la democracia. Una legislatura perdida para todos los españoles. Esa es su herencia. Ese es su legado", ha apostillado.

Cospedal se ha mostrado convencida de que para hacer "viable" el Estado autonómico hay que "ordenarlo y racionalizarlo", asegurando que su formación cree en el Estado de las Autonomías y que está comprometido con su desarrollo, si bien ha indicado que una cosa es el compromiso con la organización territorial y otra distinta que la filosofía del gasto que está imperando sea "una consecuencia inevitable".

Durante su intervención, Cospedal ha abogado por recuperar la Ley de Estabilidad Presupuestaria que, según ha descatado, eliminó el presidente del Gobierno, a quien ha criticado por achacar "todos los males" del déficit público a las comunidades autónomas "porque no es verdad". Según ha precisado, de los 611.000 millones de deuda que tiene España, el 76% es deuda del Estado, "una administración que supone el mayor foco de deuda y derroche de toda España".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento