Los jóvenes y los libros
Una joven buscan entre las estanterías de una librería. ARCHIVO

Adiós al mito: los jóvenes sí leen. Puede que, además de jugar al ordenador o a la consola, hacer botellón y cargar con todas las etiquetas con las que, como a todas las generaciones anteriores, les ha tocado vivir, lean.

Eso es al menos lo que los datos de la Federación de Gremios de Editores de España ha señalado en su último estudio: los jóvenes de entre 14 y 24 años son los más lectores. El 97,9% afirma leer, y el 96% se considera lector frecuente. Están a la cabeza tanto de lectura de libros como de revistas y cómics. Sólo la prensa se les resiste.

El formato preferido por los jóvenes sigue siendo el papel Pero... ¿qué libros son los que más les gustan: vampiros, ángeles, historias de jóvenes rebeldes, obras de amor? ¿Cómo sería su libro ideal? ¿Conocen a los clásicos? Y... ¿se decantan, ellos, los más modernos, nuestro evidente futuro, por el e-book o resulta que son más tradicionales de lo que ellos mismos creen?

Mercedes Martínez, de 19 años, lo dice sin pudor: "Me encanta leer y lo hago todos los días, pero lo clásico y antiguo me da pereza". Esta estudiante de Educación Infantil prefiere las novedades, y en cuestión de género, tampoco duda: "La comedia y también los de misterio". Su última lectura ha sido la tercera parte de la serie Millennium, de Larsson.

Parece que en esto de echar la vista atrás casi todos están de acuerdo. Luis González, de 14 años, con algo más de vergüenza que Mercedes, lo confiesa: "No he leído clásicos... Ni sé sus nombres". Le gustan todos los de Harry Potter y lo del tema digital dice que le marea un poco: "Prefiero las hojas". Curiosamente, y pese a la pereza que les da lo antiguo, es ése el formato que eligen para leer. Sólo Carlos Martínez y Olmo Bejerano no le ponen pegas al soporte: lo mismo leen en pantalla que en papel.

Olmo, de 16 años, y fan de la fantasía épica (Laura Gallego es su escritora favorita), ha llegado a leer un libro de Harry Potter en el iPod "porque no lo tenía en papel". La verdad, y eso lo apostilla después, es que el papel es lo más cómodo, aunque no sea lo más joven y vanguardista.

Los jóvenes prefieren libros sobre cosas que les puedan pasar a ellos Este estudiante de 4.º de la ESO no le hace sin embargo ascos a casi ningún libro: "Estoy leyendo 1984, de Orwell". En la pereza a lo antiguo también hay excepciones. Carlos Martínez, de 16 años, además de libros de ciencia ficción y misterio, dedica tiempo a Unamuno: "Lo leí en clase y me ha enganchado".

Todos coinciden en su libro ideal: que hable de cosas que les puedan pasar a ellos, con personajes con los que identificarse. En definitiva, y como dice Guillermo Martín, "que hablen de mí... de gente como yo". Este joven de 18 años, un ávido lector de niño, abandonó hace poco el hábito: "Entre el ordenador, salir... y que no encuentro libros que me gusten tanto...".

Devoró en su día los de Potter y los de Zafón le impresionaron: "A lo mejor si hubiera más como los de él, leería más". Pero ante la elección no duda: "Prefiero salir y jugar al ordenador". Y sin remordimientos: "No tengo pensado leer tampoco en el futuro. Sé que leyendo se aprende, y que jugando al ordenador, no, pero es lo que me gusta".

Beatriz Antón, de 18 años, muestra la otra cara: "Sé que debería leer más". ¿En qué lugar pondrías la lectura en tu lista de preferencias?, le preguntamos: "En el sexto. Lo primero, salir con mis amigas". Aquí todos se aproximaron: ninguno dio a la lectura una primera posición.

Recomendados

  • Reckless. La última obra de Cornelia Funke, editada por Siruela, y llegada hace bien poco a las librerías, promete convertirse, como sus anteriores títulos, en todo un éxito. En el mágico mundo descubierto por el joven Jacob Reckless, y al que su hermano pequeño también viaja, existe un duro maleficio: la carne humana se vuelve piedra.
  • Carolina se enamora. Con Perdona si te llamo amor, el autor italiano Federico Moccia dejó muy claro que sus románticas historias cautivaban a los más jóvenes. El 25 de enero publica nuevo libro: Carolina se enamora, y repite fórmula: una jovencísima y alegre chica se enamora por primera vez.
  • Kafka y la muñeca viajera. Con esta obra, el referente juvenil de nuestras letras, Jordi Sierra i Fabra, ganaba el Nacional de Literatura Juvenil en 2007. En este libro nos cuenta una hermosa historia protagoniza por Kafka y una niña que ha perdido su muñeca. Para calmarla, el escritor le dice a la pequeña que la muñeca se ha ido de viaje, pero que puede escribirle cartas.
  • Maus. Fue el primer cómic que logró el Premio Pulitzer (1992). Y sigue siendo, esta obra maestra de Art Spiegelman, una auténtica joya de la literatura sobre el exterminio nazi.
  • El gato negro. Es infalible: Edgar Allan Poe sigue siendo totalmente capaz de enganchar a los jóvenes. Sus cuentos de terror son grandes clásicos del género en los que hoy siguen inspirándose narradores y cineastas. Especialmente dirigido a los que sienten pereza por lo antiguo pensando que es simplemente viejo.