El vagabundo con la voz de oro
Ted Williams, el indigente que ha encontrado trabajo gracias a su voz 'radiofónica'. Tomado de Youtube

Muchos ven en Ted Williams otro muñeco roto por culpa de una fama instantánea que llega de forma tan brusca que es imposible de digerir. Algunos expertos comparan lo ocurrido con el 'vagabundo de la voz de oro' con lo que, hace apenas un año, le ocurrió a Susan Boyle. Ambos pasaron del anonimato a la fama mundial en unos días. Los medios se los rifaban y sus apariciones públicas y ofertas de trabajo se multiplicaban por horas. Susan Boyle comenzó a tener comportamientos en público extraños e, incluso, necesitó atención psicológica por agotamiento mental. Hoy es Williams quien ha protagonizado algún escándalo que otro cuando apenas se cumplen 10 días de su carrera como estrella mediática.

"Williams es el último peón en el juego de los medios de comunicación. Lo ensalzarán mientras esté de moda y lo dejarán tirado tan pronto como surja un personaje nuevo", decía Cooper Lawrence, autora del libro El culto por la fama, esta semana en la Fox. "Los medios usan a Williams para conseguir la audiencia que necesitan, sin que les importe cómo pueda afectarle", dice.

Desde su salto a la fama, Williams ha recibido suculentas ofertas de trabajo, entre ellas protagonizar una película junto a Jack Nicholson, y se convirtió en la voz de la nueva campaña de publicidad de la cadena de televisión MSNBC, y también de la empresa Kraft. Williams estudia también una oferta del equipo de baloncesto Cleveland Cavaliers para convertirse en su voz oficial, además de otra para irse a trabajar a Hawai, un empleo en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y otro en emisoras de radio de Columbus (Ohio), ciudad en la que fue descubierto.

"Hay un peligro real, la fama puede ser muy difícil de controlar. Las estrellas de Hollywood cuentan con la protección de toda una infraestructura de publicistas, directivos y agentes. La gente como Williams y Boyle se ven obligados a controlarla por su propia cuenta", asegura Elizabeth Currid-Halkett, escritora de Starstruck: The Business of Celebrity.

Williams ha recaído en el alcohol y las drogas

Williams confirmó esta semana que entrará en un clínica privada de rehabilitación para ser tratado de su adicción al alcohol y las drogas, según ha desvelado él mismo durante la grabación de un programa de televisión. Williams, en compañía de su familia, anunció esta decisión durante el rodaje del Dr. Phil Show, del canal CBS.

El popular mendigo de 53 años pasó de la indigencia a la fama en menos de una semana tras convertirse en la nueva sensación de YouTube, portal en el que un vídeo donde hacía alarde de su "voz de oro" logró 11 millones de visitas en apenas unas horas. Según los representantes del Dr. Phil Show, en la decisión ha influido su errático comportamiento de los últimos días.

Williams fue detenido el lunes por la noche en Los Ángeles después de un altercado con su hija en un hotel de Hollywood. Ambos fueron arrestados y puestos en libertad sin cargos poco después. La hija de Williams, Janey, dijo al programa de televisión Entertainment Tonight que estaba "enfurecida" porque su padre había recaído en la bebida.

Williams venía asegurando que no había probado el alcohol en más de dos años.