El fiscal pide penas de entre 1 y 7 años para cinco acusados de traficar con cocaína en Torrelavega

A dos de ellos se les imputan también delitos de falsificación, porque tenían permisos de conducir falsos

El Ministerio Fiscal pide que se impongan penas de entre uno y siete años de prisión a cinco acusados de traficar con cocaína en diversos lugares de ocio de Torrelavega, en algunos de los cuales habían trabajado como empleados.

La operación policial que condujo a su detención se saldó con la incautación de unos 15 gramos de cocaína —valorados en algo más de 830 euros—, así como numerosos teléfonos móviles (17), varios vehículos, 2.445 euros en efectivo, sustancia para el corte de la droga, dos espadas, otras dos navajas y dos permisos de conducir falsos.

Por ello, además de las imputaciones por tráfico de drogas dos de los acusados serán juzgados también por delito de falsedad de documento oficial. El juicio contra los cinco procesados comenzará el próximo lunes, día 10, a las 9.30 horas, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Según explica la Fiscalía, estas cinco personas formaban parte de un grupo que se dedicaba a la venta de droga en la capital del Besaya al menos a lo largo de 2007.

Como cabecillas señala a los hermanos N.M. y R.B., de nacionalidad rumana, a los que responsabiliza de la compra de la mercancía y de su distribución para la venta entre el resto del grupo, formado también por N.M. y M.C., así como por la mujer C.O.F., que mantenía una relación sentimental con uno de los cabecillas y que colaboró con la Policía para la localización de la droga y para aportar pruebas.

Tras las detenciones, la Policía practicó varios registros en los domicilios de los arrestados, así como en el cementerio de Miravalles, donde ocultaban parte de la droga escondida en un hueco natural, junto con una balanza de precisión.

El Ministerio Público pide una condena de seis años de prisión y multas de 2.000 euros para los cabecillas de la red. Además, en el caso de R.B., solicita otro año más de cárcel y multa de 4.500 euros por falsedad documental, ya que tenía en su poder uno de los carnés de conducir falsificados.

El otro acusado por falsedad es N.M., que también se enfrenta a la petición de multa y un año de cárcel por ese delito, a lo que se suman otros cuatro años y multa de 2.000 euros por el tráfico de drogas. Por su parte, para M.C. la fiscalía pide cuatro años de cárcel y 2.000 euros de multa por el delito contra la salud pública.

Por último, en el caso de la mujer reconoce dos atenuantes, la de colaboración y la de toxicomanía, porque era consumidora habitual de cocaína. Por ello, propone una condena de un año de cárcel y multa de 850 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento