La ex recaudadora de Sineu aceptará este miércoles cuatro años y medio de prisión por un desfalco de 800.000 euros

El juicio contra la inculpada, fijado ese día, previsiblemente no se celebrará a raíz de la conformidad alcanzada con las acusaciones

La ex recaudadora de Sineu, Martina Gelabert, principal acusada en el caso que investiga un presunto desfalco de más de 800.000 euros de las arcas del Ayuntamiento mallorquín, aceptará el próximo miércoles una pena de cuatro años y medio de prisión tras alcanzar un acuerdo de conformidad con Fiscalía y acusación particular, representada por el Consistorio, y declararse culpable de un delito de malversación de caudales públicos.

En un principio, el Ministerio Público solicitaba trece años de cárcel contra Gelabert por un delito de malversación, 68 de falsedad en documento público, otro de infidelidad en la custodia de documentos y un último de blanqueo de capitales, mientras que pedía dos años y medio para su hijo, Juan Jordi Riutort, por esta última infracción penal. La acusada también ha pactado la absolución de su primogénito mediante el acuerdo alcanzado con las acusaciones, según han informado fuentes del caso a Europa Press.

Según el acuerdo, Gelabert deberá además indemnizar a la Corporación municipal con un total de 565.000 euros. Tanto la acusación pública como el Consistorio han modificado de este modo los hechos atribuidos a la inculpada, cuyo juicio está previsto el próximo miércoles a partir de las 9.30 horas en la Sección de Refuerzo de la Audiencia Provincial aunque previsiblemente no se celebrará a raíz de la conformidad alcanzada.

En su escrito de calificación provisional, la Fiscalía postula que desde al menos enero de 1999 y hasta finales de 2005, la inculpada, guiada por el ánimo de obtener beneficio económico y aprovechando su condición como responsable del departamento de recaudación y la falta de controles externos, procedió de forma sistemática y periódica a sustraer del erario público cantidades "ingentes" de dinero por diferentes vías.

Así, la acusada, quien desde 1977 comenzó a desarrollar diversos trabajos de carácter administrativo en el Consistorio, se habría apropiado del dinero público directamente de la caja física de la que se apropió de diversas cantidades (unos 197.000 euros); mediante reintegros en efectivo de la cuenta titularidad del Ayuntamiento y a través de la emisión de cheques bancarios contra esta cuenta.

El escrito inicial señalaba que, a efectos de impedir que esta actuación fuese descubierta, Gelabert habría desarrollado una actividad colateral a fin de intentar que las reiteradas sustracciones quedasen ocultas mediante la ocultación y destrucción de los soportes documentales de los pagos que los contribuyentes realizaban, de extractos bancarios y la omisión y alteración de las liquidaciones mensuales de ingresos y gastos. Además, desde 1999 hasta 2005 presentó un total de 68 documentos de liquidación en los que omitió reflejar los ingresos de los que se había apropiado.

Permaneció casi dos meses en prisión preventiva

Finalmente, para facilitar la canalización al tráfico mercantil de las cantidades sustraídas, se valió de su hijo quien, pese a conocer la procedencia del dinero, accedió a colaborar apareciendo como socio o administrador de entidades constituidas por su madre, con el objetivo de invertir el dinero defraudado en bienes inmuebles, tal y como apuntaba el Ministerio Público en su escrito.

Gelabert, que llevaba a cabo así de forma personal y exclusiva la recaudación de distintas tasas, impuestos de licencias de obras y plusvalías, fue detenida por estos hechos a mediados de 2006 y permaneció en prisión provisional entre el 8 de abril y el 1 de junio de ese año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento