La Unión de Consumidores subraya que "rebaja del precio" no debe suponer "rebaja de la calidad"

La Unión de Consumidores de Cantabria (UCC) aconseja a los compradores "precaución" a la hora de adquirir productos rebajados y subraya que la "rebaja del precio" no debe suponer una "rebaja de la calidad", ni la venta de artículos defectuosos o fabricados expresamente para estas fechas.
Un cartel de rebajas en un comercio de Santander
Un cartel de rebajas en un comercio de Santander
EP

La Unión de Consumidores de Cantabria (UCC) aconseja a los compradores "precaución" a la hora de adquirir productos rebajados y subraya que la "rebaja del precio" no debe suponer una "rebaja de la calidad", ni la venta de artículos defectuosos o fabricados expresamente para estas fechas.

Así, con el inicio del periodo de rebajas en la región, que se prolongará hasta el próximo 1 de marzo, UCC lanza siete consejos a los consumidores para realizar sus compras.

Lo primero, subraya la importancia de exigir factura o ticket de compra, que es de entrega obligatoria y resulta además "imprescindible a la hora de reclamar o devolver" el producto.

Además, recuerda que los comerciantes deben aplicar en estas fechas las mismas condiciones de devoluciones que utilicen el resto del año y también tienen que aceptar el pago con tarjeta si ofrecen esa posibilidad fuera de rebajas.

En esta misma línea, la asociación de consumidores indica que el cliente tiene derecho a la devolución de artículos en las mismas condiciones que en otras fechas.

Otra de las recomendaciones de la asociación es que se exija que el precio antiguo figure marcado en la etiqueta junto al precio de rebaja, o bien el porcentaje de rebaja aplicado a dicho precio, para que el consumidor pueda apreciar la cuantía de la rebaja.

Al mismo tiempo, anima a exigir calidad. "La rebaja del precio no supone rebaja de la calidad", recalca el coordinador de UCC, Francisco Bautista. Por tanto, los productos han de ser los mismos que en temporada normal, "no podrán ser artículos defectuosos ni que hayan sido fabricados expresamente para esas ventas".

La asociación aclara asimismo la diferencia entre saldo, liquidación y rebaja. Según dice, saldo es el producto defectuoso que se vende a menor precio o un artículo de temporadas pasadas; liquidación es cuando se ponen en venta los productos con carácter excepcional, ya sea porque cese la actividad comercial, o se produzca cambio de local u obras; y las rebajas no son saldo ni liquidación.

Por último, aconseja reclamar y acudir a la asociación si los derechos del consumidor se ven vulnerados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento