El TSJPV rechaza el recurso de Michelin y ratifica que un trabajador murió por amianto en 2008

CCOO insta a la empresa a acabar con las demandas, después de demostrarse "sus reiteradas mentiras"
Jesús Uzkudun y Ángel Cárcoba
Jesús Uzkudun y Ángel Cárcoba
EP

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha ratificado en su integridad un fallo del Juzgado de lo Social nº1 de Vitoria sobre la evidencia de muerte por amianto de un trabajador de Michelin, por el que se condenaba a pagar las costas a la Mutua Fremap.

Según ha informado CC.OO en un comunicado, la muerte de F.M.D.Z., en noviembre de 2008 por un mesotelioma o cáncer de pleura, "empujó a la factoría de Vitoria a desarrollar una ofensiva destinada a ocultar el origen profesional de la enfermedad de este empleado".

El sindicato ha denunciado que la empresa negaba cualquier responsabilidad, "con el argumento de que en esa planta no se manipulaba amianto", razonamiento que le había servido "con otras muertes por amianto anteriores".

Esta "ofensiva" tuvo éxito inicialmente, ya que el Instituto Nacional de la Seguridad Social, tras "rutinarios" informes de Osalan y la Inspección de Trabajo, rechazó la contingencia profesional, negando la existencia de la fibra cancerígena en la empresa.

Seis meses más tarde, las "mentiras" de la empresa "quedaron al descubierto ante las evidentes pruebas del amianto existente", sustancia que "apareció en mitad de la nave, sin prevención alguna, en las tuberías de calorifugado".

La presencia del amianto estaba registrada en actas del Comité de Seguridad e Higiene, así como en normas operativas sobre el uso de mantas de amianto en diferentes tareas, como las operaciones de desamiantado que venia realizando desde 1996 la empresa Aterfrisa, "registrada en el Gobierno vasco". Asimismo, otra sentencia judicial sobre el accidente de un trabajador subcontratado señalaba que había sufrido el percance "mientras retiraba el amianto".

Rehacer informes

"Todos estos hechos posibilitaron que Osalan e Inspección rehicieran sus anteriores informes sin fundamento y el INSS reconociera la enfermedad profesional y el correspondiente Recargo de Prestaciones por falta de medidas de seguridad", ha recordado.

CC.OO ha indicado que, pese a ello, Michelin Vitoria recurrió a los tribunales contra la resolución del INSS, al considerar incorrecta la modificación de la resolución anterior, "sometiendo a la familia a un continuo sufrimiento en los tribunales" cuando trató de demostrar que la exposición al amianto del fallecido se había producido durante su servicio militar obligatorio, en la sala de máquinas del Dragaminas Navia de la Armada.

La central ha explicado que la familia desea que, tras esta sentencia, Michelin Vitoria deje de "torturarles con sus demandas y repare en justicia el daño causado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento