La Generalitat ha autorizado el cambio de colegio de un niño de Lleida de 10 años cuya familia denunció que sufría acoso escolar desde hace cuatro años, según ha confirmado a Europa Press el director de los Servicios Territoriales de Educación, Antoni López.

El pequeño comenzará las clases en su nuevo colegio este lunes, coincidiendo con el regreso de las vacaciones escolares de Navidad, ha avanzado este viernes el diario 'Segre'.

La familia había denunciado en diciembre en los Mossos d'Esquadra un presunto caso de acoso escolar continuado a su hijo durante años en la escuela Ginesta de Secà de Sant Pere y la Conselleria de Educación abrió una investigación para aclarar lo ocurrido.

Las agresiones, físicas y verbales, comenzaron en 2006 y estarían perpetradas supuestamente por otros cinco alumnos de la misma edad, según la versión de la familia, que ha acudido al médico una media de dos veces al mes con cuadros de ansiedad o lesiones por haber sido empujado por la escalera, por golpes o patadas.

La mujer explicó en diciembre, cuando solicitó el cambio de escuela, que el niño sufre una leve dislexia y que los profesores le habían dicho que sería peor cambiarlo de entorno.

La Conselleria aseguró, por su parte, que los inspectores tienen abierto un informe desde septiembre admitiendo que había iniciado otras investigaciones anteriores a la citada fecha, pero que en ninguna de ellas había detectado 'bullying'.

Consulta aquí más noticias de Lleida.