El presidente de la Confederación Nacional de Autónomos y Microempresas (CONAE) de Castilla-La Mancha, Miguel Muñoz Perea, ha señalado que el 2010 finaliza siguiendo "una tónica de pérdidas que se ha mantenido a lo largo de todo el ejercicio y que se ha traducido en temor y estancamiento para el colectivo de microempresas y autónomos manchegos".

"Nuestros representados requieren medidas y una confianza en el mercado que a día de hoy no tienen. Confianza que, entre otros aspectos, es necesaria para emprender y ayudar a que la economía crezca", ha aseverado, tras conocer que Castilla-La Mancha registró un total de 147.909 autónomos en el RETA, 379 autónomos menos que en el mes anterior.

En nota de prensa, apunta que a nivel provincial, ninguna provincia ofrece en diciembre datos positivos. Así, Albacete, pierde en diciembre 116 autónomos afiliados al RETA (registrando un total de 29.238); Ciudad Real, pierde 133 (alcanzando el total de 35.226); Cuenca, que pierde 69 (con un total de 19.839); Guadalajara, que en diciembre registra 35 autónomos menos (y un total de 14.149) y, finalmente, Roledo, que pierde 25 autónomos registrados al RETA (y un total de 49.457).

Por su parte, el presidente nacional de CONAE, Salvador García Torrico, afirma que "los datos de diciembre revelan una vez más la realidad. Una realidad que ya es imposible de maquillar". "Hacen falta medidas urgentes, algo que ya venimos pidiendo desde el 2008", continúa.

De este modo, indica que "es absurdo que se parapeten y se intenten confundir los datos estadísticos con comparaciones favorables cuando la realidad está en la calle y la conocemos todos". "Salvo comunidades autónomas como Canarias o Madrid, que ha venido arrojando datos positivos, el resto de España se hunde mientras a quienes encargamos en su día el control de esta Nación se obstinan en suavizar la realidad sin medidas claras y contundentes que corrijan esta tendencia", concluye.