El Papa Benedicto XVI
El Papa Benedicto XVI. EFE

Las autoridades belgas investigan supuestos abusos sexuales a menores cometidos en los años 60 en una institución de enseñanza regida por monjas en la localidad belga de Courtrai, informó este martes la prensa local. Un hombre de unos 50 años aseguraba que varias monjas habían abusado sexualmente de él entre 1965 y 1970

La Fiscalía de Courtrai abrió la investigación a raíz de una denuncia anónima sobre abusos cometidos en el instituto Stella Maris de la citada localidad belga entre 1965 y 1970.

Sin embargo, varias emisoras locales han difundido los testimonios de dos supuestas víctimas que ampliarían el plazo hasta los años 90, aunque en esa década el responsable de los abusos sería supuestamente un hombre que no pertenecía a la orden religiosa.

En uno de los testimonios difundidos en la radio, un hombre de unos 50 años aseguraba que varias monjas habían abusado sexualmente de él entre 1965 y 1970.

"Viejas historias"

"Se trata de viejas historias pero, de todos modos, éstas son tomadas muy en serio por la dirección del Stella Maris", indicó a la agencia Belga el abogado Jan Leysen, en nombre del establecimiento. La Iglesia belga ha sido objeto recientemente de numerosas acusaciones de abusos sexuales

En este sentido, los responsables de la institución han pedido a las posibles víctimas que salgan a la luz para poder aclarar lo sucedido. "Pedimos a todas las potenciales víctimas que se den a conocer, eventualmente ante la Fiscalía", precisó Leysen.

La Iglesia belga ha sido objeto recientemente de numerosas acusaciones de abusos sexuales, dentro del escándalo global que ha salpicado a religiosos en todo el mundo.

El año pasado, una comisión encargada por la propia Iglesia belga estudió denuncias de unos 500 casos de abusos cometidos en las últimas décadas en Bélgica y determinó que al menos 13 víctimas se habían suicidado por el sufrimiento provocado por los abusos.