El secretario de Políticas de Bienestar Social y Sanidad del PSPV, José Ramón Mayans, ha manifestado que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "ocupa el primer puesto del ránking de la crueldad con su boicot a la dependencia".

Mayans, en un comunicado sobre los datos del Imserso de aplicación de la Ley de Dependencia, ha remarcado que "ya no quedan calificativos para definir la abominable política que lleva a cabo la consellera de Bienestar Social, Angélica Such". La Comunitat Valenciana es, junto a Canarias, la autonomía donde "más preocupante" es la situación de las personas que tienen reconocido su derecho a esta prestación.

En el caso de la Comunitat, el 42% de las personas dependientes que tienen reconocida su situación no tienen aún aprobado el correspondiente servicio o prestación económica. Por ello, según el dirigente socialista, "la Conselleria de Bienestar Social está dirigida por una mujer insensible, que no se preocupa lo más mínimo por los miles de valencianos y valencianas que necesitan de esta ayuda".

"Aquí no podemos hablar de 'limbo de la dependencia', como apunta el Imserso, sino directamente de abandono y del más absoluto desamparo, puesto que Camps y Such desatienden sus obligaciones con los dependientes", ha criticado.

Para Mayans, esta situación "sólo podrán resolverla los socialistas valencianos", pues "seremos nosotros los que, tras las próximas elecciones del 22-M haremos que cambien las cosas".

"Una vez lleguemos a la Generalitat, nos preocuparemos por aplicar con todo el rigor que se merece la Ley de la Dependencia y pondremos a trabajar hasta al último funcionario para que se otorguen las ayudas en los plazos previstos", ha recalcado. En este sentido, ha asegurado que con los socialistas "en menos de 30 días habrá una resolución para cada solicitud que se presente". "Nosotros daremos soluciones, a diferencia de la actitud de Camps, quien calla y esconde la cabeza como los avestruces", ha asegurado.

Así, ha lamentado que "cada cierto tiempo, las estadísticas tratan de sacarle de su letargo, demostrando su ineficacia y la de su Gobierno". Sin embargo, el jefe del Ejecutivo valenciano "continúa haciendo oídos sordos", por lo que los nuevos datos y cifras "sólo sirven para que nos avergoncemos, más si cabe, del Gobierno de la Generalitat".

Consulta aquí más noticias de Valencia.