La Fundación FADE (Ayuda, Desarrollo y Educación) continua trabajando, dentro del Programa APORTA, a favor del colectivo inmigrante residente en la Región y sólo el pasado año atendió a más de 1.100 personas, lo que supone un incremento del 33 por ciento con respecto a la cifra de usuarios registrados en 2009, según la organización.

Incrementar su formación y conseguir un empleo han sido las principales demandas de los beneficiarios del Programa APORTA en 2010. Así, un total de 575 personas han participado en uno de los 48 talleres formativos desarrollados por FADE el pasado año (normativa laboral, cocina, informática o cuidado de personas mayores) y 103 han podido encontrar un trabajo gracias a esta labor.

Durante el año 2010, el Programa APORTA ha estado apoyado parcialmente por la CARM, a través de la Dirección General de Inmigración, Voluntariado y Cooperación al Desarrollo, y por la Fundación Cajamurcia.

En este sentido, la coordinadora del Programa APORTA, Verónica Álvarez, ha destacado la fuerte incidencia de la crisis económica en este colectivo, "al que la situación económica le está afectando especialmente".

Este hecho ha provocado, añadió en comunicado de prensa, que "muchas personas se vean obligadas a regresar a sus países de origen" y que "las que continúan aquí apuestan por seguir formándose para conseguir un empleo o mejorar el que ya tienen".

Por países de procedencia, la mayor parte de los beneficiarios del Programa APORTA eran originarios de Ecuador, Bolivia y Marruecos, con 393, 215 Y 41 usuarios, respectivamente.

La crisis obliga a recortar las actividades en 2011

La crisis económica y el recorte de ayudas, tanto públicas como privadas, han originado que la Fundación tenga que adaptar la programación de actividades dirigidas al colectivo inmigrante para 2011.

"Vamos a seguir trabajando a favor de los colectivos más necesitados de nuestra sociedad, pero tenemos que adecuarnos a las circunstancias del actual entorno económico, que hacen imposible mantener el ritmo de actividades que hemos tenido hasta ahora", explica la gerente de FADE, Mercedes Chacón.

No obstante, explica, que desde la Fundación se están buscando nuevas fórmulas para que la atención a los diferentes colectivos no se vea mermada, tales como búsqueda de patrocinios, donaciones de productos para los talleres de formación o profesores voluntarios.

A pesar de ello, para el mes de enero ya hay programados cuatro talleres gratuitos de formación sobre normativa laboral, mantenimiento del hogar, cocina murciana e informática e Internet. Más información e inscripciones en la web de FADE 'www.fundacionfade.org'.

El Programa APORTA, que FADE lleva desarrollando desde 2006, está encaminado a lograr inserción social, laboral y cultural de las personas inmigrantes residentes en la Región.

Consulta aquí más noticias de Murcia.